Escuchar este artículo

El Táchira quiere volver a vender gasolina a Cúcuta

Lunes, 29 de Julio de 2019
Una propuesta para reactivar la economía de la frontera y generar recursos al fisco venezolano.

Hace más de cinco años, los habitantes de Cúcuta y su área metropolitana podían comprar gasolina venezolana en las bombas internacionales de Ureña y San Antonio. Hoy, desde el Táchira, se analiza la posibilidad de volver a esta dinámica comercial.

Durante las jornadas de propuestas para el ‘Plan país’, impulsado por la Asamblea Nacional, la gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, planteó vender combustible a Norte de Santander como una estrategia para reactivar la economía de la frontera y generar recursos al fisco venezolano.

Gómez estimó que la estrategia permitirá combatir las mafias del contrabando que movilizan combustible desde Venezuela hacia Colombia.

Actualmente, el Táchira vive agobiado por una escasez de combustible que mantiene a sus ciudadanos en largas colas y sometidos a estrictos controles impuestos por el gobierno.

Sin embargo, Gómez confía en que con el cambio de modelo político se levanten las restricciones y el intercambio de combustible con Colombia pueda restablecerse.

Para la mandataria, la medida “no sólo será posible, sino necesaria”.

“Generar intercambio comercial de gasolina con los departamentos fronterizos permitirá que se generen divisas y se pueda competir con el comercio ilegal de combustible en la frontera”, aseguró.

Le puede interesar Subió recaudación de sobretasa por gasolina en Norte de Santander

La gobernadora del Táchira también planteó como “urgente necesidad” la reapertura del intercambio comercial a través de las aduanas del Táchira.

“Insistimos en la reactivación de la economía formal por las aduanas para que el intercambio comercial genere fuentes de empleo y reactive la confianza fronteriza de los inversionistas para mejorar las zonas industriales”, explicó.

Gómez reconoció que para lograr esta meta deben recuperar la capacidad productiva del estado que se ha visto seriamente deteriorada a lo largo de los últimos 20 años.

“Es indispensable mejorar los servicios básicos de electricidad, agua potable y saneamiento ambiental; problemáticas que están vulnerando seriamente las condiciones de vida de los tachirenses”, puntualizó la gobernadora.

Image
La opinión
La Opinión