Escuchar este artículo

Elevan voces en contra del trato a la gente en la frontera

Miércoles, 6 de Marzo de 2019
La gobernadora de Táchira dijo que la situación ha pasado de ser una crisis a convertirse en una verdadera emergencia.

El obispo católico de Táchira, Mario Moronta, reclamó a las autoridades de Venezuela por la situación que se vive en la frontera.

"Quiero pedirles a las autoridades que respeten la dignidad de las personas y terminen de abrir la frontera", dijo Moronta.

Rechazó que se hayan levantado muros para impedir el paso hacia Colombia y denunció la falta de atención en las trochas, que son las vías para el contrabando, no sólo de productos y combustible, sino también de personas que son víctimas de la violencia y de la trata de personas. Denunció que los llamados colectivos no tienen sustento en la ley para perseguir a las comunidades.

Por su parte, desde San Cristóbal, la gobernadora de Táchira, Laidy Gómez, señaló que la situación fronteriza se ha agravado de tal modo que ha pasado de ser una crisis a convertirse en una verdadera emergencia.

A los militares venezolanos les argumentó que la soberanía se ejerce preservando el derecho a la vida, la alimentación, salud y la educación.

Image
La opinión
La Opinión