Escuchar este artículo

Entregaron ayudas humanitarias en dos sectores de la frontera

Jueves, 2 de Abril de 2020
En medio de la pandemia, Capellanía Nacional Ofica atiende a personas vulnerables en El Escobal y La Parada.

Brindar atenciones a los pobladores de la zona de frontera en materia de salud y alimentación es parte del trabajo que desarrolla la Capellanía Nacional Ofica en El Escobal, en la frontera colombiana con Ureña.

Jairo Antonio Garzón, director nacional de la capellanía, explicó que con el apoyo del Ejército Nacional también se están dando servicios humanitarios en el sector de La Parada, en Villa del Rosario con motivo de la emergencia por el coronavirus.

Durante una semana completa los voluntarios de la capellanía salieron en estos sectores a entregar almuerzos, en una cantidad equivalente a los 500 por día, solamente, en El Escobal. La entrega se hizo casa por casa cumpliendo los protocolos de seguridad y prevención por el virus.

Además se ha prestado  atención en materia de salud con el apoyo de personal de enfermería a niños y adolescentes de aquella zona

A las madres gestantes que se encontraron en el barrio se direccionaron al Comité Internacional de Rescate (IRC).

Adicionalmente, se hizo una caracterización de las familias por necesidades en cuanto a salud física y mental, alimentos, dinero en efectivo para mercados, arriendo y servicios, planificación familiar de mujeres y hombres.

También se entregaron pañales para los niños, paquetes de aseo personal y tapabocas destinado al personal seleccionado.

La Capellanía con su personal de especialistas además ofreció, a la población de estos sectores, apoyo psicosocial en casos especiales, así como asesoramiento jurídico a las personas que lo requerían.

Este tipo de iniciativa fue celebrada por la comunidad de El Escobal, donde muchas familias viven arrendadas y su alimentación depende del sustento diario.

La Capellanía Nacional viene desarrollando atenciones en Norte de Santander con  actividades para los flujos migratorios mixtos pendulares, desplazados por la violencia, comunidad de acogida, población indígena y caminantes venezolanos.

Image
La opinión
La Opinión