Frontera con Venezuela vuelve a estar abierta

Miércoles, 2 de Junio de 2021
Por los tres puentes internacionales hay paso peatonal desde este miércoles. Las autoridades departamentales y locales serán las encargadas de las medidas sanitarias para el control y la prevención de la COVID-19.

El Ministerio del Interior  confirmó la noche del martes que a partir de este miércoles se comienza a dar la reapertura gradual de la frontera con Venezuela.

La noticia tomó por sorpresa a propios y extraños, como quiera que el Gobierno Nacional había emitido el decreto 580 de 2021, con el que se dispuso mantener la frontera cerrada hasta el 1 de septiembre, a pesar del anuncio hecho el 20 de mayo por la Cancillería con el que se dispuso reabrir el paso por los puentes internacionales el 1 de junio.

Las súplicas de empresarios y comerciantes del área metropolitana  finalmente fueron escuchadas por el Gobierno, aunque en momentos en que la pandemia vuelve a preocupar por la alta ocupación de camas UCI (87% en Cúcuta) y por el repunte de los casos positivos de la COVID-19.

De acuerdo con la Resolución 0746 del 1 de junio de 2021, firmada por el ministro Daniel Andrés Palacios, se autoriza a la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia la “apertura gradual de los pasos terrestres y pluviales” con el vecino país.

La medida regirá “a partir de las 00:00 horas de 2 de junio, sin perjuicio de que continúen aplicando las medidas de bioseguridad” implementada por el Ministerio de Salud para  evitar los contagios de COVID-19.

Del lado venezolano la decisión ha sido mantener los pasos cerrados. El representante político del Nicolás Maduro en el estado Táchira, Freddy Bernal, ha dicho que la reapertura no puede ser unilateral, porque es necesario coordinar los protocolos para evitar la propagación de la COVID-19.

“Al igual que Panamá y Ecuador, Venezuela tampoco abrirá la frontera con Colombia”, aseguró Bernal. 
Se han realizado más de 10 reuniones en las que el sector privado ha servido como intermediario entre las autoridades de ambos países para el establecimiento de protocolos comunes. 

Se ha pedido abrir el paso vehicular y así reactivar el intercambio comercial que ha dejado a decenas de personas sin trabajo y pérdidas en ingresos para ambos países.

Las medidas

Un 25% más de oficiales de migración para todos los puestos de control migratorio en zona de frontera con Venezuela, instalación de cámaras térmicas para contabilizar el paso de personas, controles viales, acompañamiento de autoridades de salud, así como horarios de entrada y de salida del territorio nacional, y un sistema de pico y cédula, son algunas de las medidas que Migración Colombia implementará a partir de hoy, cuando entre en vigor, la citada resolución 0746 del Ministerio del Interior.

De acuerdo con la autoridad migratoria colombiana, la apertura de la frontera con Venezuela se dará de manera gradual y para ello se han fijado una serie de horarios para la entrada y salida de viajeros de la siguiente manera:

Para los puestos de control migratorio terrestres ubicados en Norte de Santander, comenzarán a funcionar a las 6:00 a. m., pero en el caso de los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, se permitirá el ingreso de viajeros solo hasta las 3:00 p. m. hora colombiana, y la salida hasta las 5:00  p. m. El puesto de control migratorio de Puerto Santander funcionará de 6:00 a. m. hasta las 4:00 p. m.

Adicionalmente, y con el fin de mantener un mayor control en los ingresos al territorio nacional, Migración Colombia estableció un sistema de pico y cédula, por medio del cual los días terminados en 2 – 4 – 6 – 8 y 0, solo podrán ingresar al país, aquellas personas cuyo número de cédula de identidad termine en alguno de estos dígitos.

Lo mismo sucederá para los días impares, donde solo se permitirá el ingreso de personas cuyos números de documento finalicen en 1 – 3 – 5 – 7 y 9.

En el caso de los niños y adolescentes, su ingreso al país estará sujeto al cumplimiento de las medidas por parte del adulto que los acompaña. 

Frente a las personas que necesitan hacer tránsito hacia el interior del país o bien, hacia un tercer destino, la autoridad migratoria colombiana aclaró que deberá, no solo cumplir con el sistema de pico y cédula, sino además con todos los requisitos establecidos para su ingreso, como el diligenciamiento del aplicativo Check-Mig, el tener un tiquete de salida del país, una reserva hotelera o carta de invitación, recursos económicos para su manutención y documentos de viaje válidos y vigentes.

Migración Colombia también informó que una vez se estabilice el proceso de ingreso al territorio nacional por los pasos fronterizos con Venezuela, se analizará la posibilidad de retomar la expedición de la Tarjeta de Movilidad Fronteriza – TMF, la cual no servirá para acogerse al Estatuto Temporal de Protección.

Frente a los controles sanitarios a implementar en frontera, Migración Colombia informó que los mismos estarán a cargo, dadas las competencias, de las autoridades de salud departamentales y locales.

Efectos del cierre

En el año 2015, según el registro de patentes de industria y comercio, había 3.000 empresas operativas, solo en el municipio Pedro María Ureña. En la actualidad,  quedan apenas 350, lo que equivale a una pérdida empresarial cercana al 90% y que trajo consigo el cese de unas 40 mil plazas de empleo.

Alfredo Rosales, vicepresidente de la Cámara de Transporte del estado Táchira, destacó que una reapertura que permita la reactivación de los puentes internacionales Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y Unión, beneficiaría a transportadores de Táchira, Trujillo, Mérida, Zulia, Lara y Barinas.

“La de Táchira con Norte de Santander es la única frontera venezolana que permanece cerrada”, pues incluso el paso terrestre por Paraguachón permanece activo mientras el de Táchira lleva seis años paralizado. “En Venezuela no se mueve un kilo de mercancía, si no es por vía terrestre”, precisó Rosales.

Carlos Luna, presidente del Comité Intergremial de Norte de Santander, señaló que el decreto emitido por las autoridades colombianas da oportunidad de consolidar una coordinación con las autoridades de Táchira y Norte de Santander para abrir la frontera de forma coordinada, consensuada.

“Creemos que es lo que la gente quiere, reactivar la economía, controlar la COVID-19 en los puentes, hacer control migratorio y generar oportunidades de una mejor calidad de vida. La gente está cansada de las trochas”, destacó.

Coinciden los gremios de ambos países en señalar que Táchira y Norte de Santander se han convertido en el “cuadrilátero” de la política binacional.

Image
La opinión
La Opinión