Escuchar este artículo

Intervenidas estaciones de servicio de la frontera

Lunes, 21 de Agosto de 2017
Aunque la escasez continúa, los usuarios consideran que el servicio ha mejorado.

Las estaciones de servicio que surten combustible en San Antonio y Ureña fueron intervenidas por las autoridades militares de la entidad, según información confirmada por el alcalde de Ureña, Alejandro “Tato” García, quien aseguró que los Guardias Nacionales que se encontraban al frente de estas estaciones de servicio fueron sustituidos por efectivos del Ejército venezolano.

“Aunque la escasez continúa, los usuarios consideran que el servicio ha mejorado, vamos a darles toda la confianza, y en una semana haremos un diagnóstico del desenvolvimiento del servicio”, dijo Germán Balza, vecino de la zona quien denunció que desde hace algún tiempo se venían presentando cobros exagerados por parte de los efectivos militares y los funcionarios encargados de administrar el servicio.

“Aquí la gente pasaba todo el día haciendo cola, y quienes no pagaban no echaban nunca; llegó un momento en que había hasta tres colas, los que pagaban, mucho, los que pagaban poco y los que no pagaban nada, y seos nunca echaban combustible”, dijo la conductora Adela Gómez, quien aseguró que las tarifas oscilaban entre diez mil y 50 mil bolívares por vehículo.

“Entre los cambios que observamos es que ahora las estaciones surten combustible hasta que el mismo se acaba, o en el horario de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde y no como sucedía anteriormente que a las 4:00 de la tarde cerraban las bombas”, dijo otro de los usuarios.

Más ESA

Por otra parte, aunque también en materia de combustible, el gobernador del Táchira, José Gregorio Vielma Mora anunció que aumentará el número de Estaciones de Servicio Alternativas (ESA) en la entidad.

Aunque no dio fecha del inicio de las mismas, si dijo que el Ministerio de Petróleo elevará entre 7 y 9 ESA en el Táchira. Recordó que en Venezuela, un litro de gasolina de 91 octanos cuesta un bolívar, “mientras que en Colombia un litro de 87 octanos cuesta 5 mil 800 bolívares, de allí la razón del aumento en exceso del contrabando de nuestro combustible a Colombia”. 

Image
Eilyn Cardozo