La movilidad en San Antonio crece, tras fin a los controles

Jueves, 3 de Diciembre de 2020
Autoridades estiman que en un solo día, 19 mil personas arribaron a esta zona de frontera. 

Poco a poco la frontera venezolana regresa a su movilidad habitual. Luego de siete meses y medio de toque de queda y cerco epidemiológico, esta semana, tras el cese de las restricciones a la movilidad, miles de venezolanos llegaron a San Antonio del Táchira desde las trochas que comunican con Colombia o en camino hacia ellas.

El alcalde del municipio Bolívar, William Gómez, estimó que, en un solo día, unas 19 mil personas llegaron a San Antonio provenientes de los más diversos estados de Venezuela y también cruzando las trochas desde Colombia. “Entre las personas que han entrado del vecino país, como los que han llegado desde el interior de Venezuela, suman más de 10 mil”, dijo.

En cuanto a la movilidad vehicular, destacó que durante el mismo lapso se contabilizaron unas 200 unidades de transporte público y cerca de 3.000 vehículos particulares.

“Si se toma en cuenta que vienen unas tres personas por carro, estaríamos hablando de otras 9 mil personas. En total se movilizaron cerca de 19 mil ciudadanos”, señaló.  Y aseguró que esto es resultado directo de “la flexibilización decretada por el Gobierno Nacional y el levantamiento del toque de queda en los municipios fronterizos”.

Lea aquí: Preocupación en la frontera por llegada de migrantes

Sin caminantes 

Un aspecto que se destaca de la flexibilización en los controles de movilidad en Venezuela, es que disminuyó drásticamente el número de caminantes.

Personas que durante los últimos meses se volcaron a las carreteras venezolanas para confluir en la frontera luego de caminar durante días, ahora, con la reactivación del transporte terrestre, alcanzan el mismo destino a bordo de las unidades habilitadas hacia San Antonio del Táchira por las diferentes rutas de transporte.

Frente a esta situación, el alcalde dijo que dentro de su jurisdicción se cumple con las medidas de bioseguridad. “Tanto las personas, como sus maletas y las unidades están siendo desinfectadas”. 

Y recordó que tras funcionar como un refugio para migrantes durante la parálisis del sector transporte, luego de la flexibilización, los migrantes están siendo reubicados y estas instalaciones retoman su funcionalidad habitual, de cara a la temporada decembrina.

Manuel Antonio, quien habitualmente usa las trochas para movilizarse entre Cúcuta y San Antonio, dijo que esta semana el volumen de personas que cruza por estos pasos fronterizos es mucho mayor que en oportunidades anteriores.

“El mejor punto es el de La Platanera, porque allí habilitaron un nuevo puente de madera por el que se puede transitar con cierta comodidad”, dijo, y  agregó que “el paso de personas es constante, tanto de ida como de vuelta”.

Las trochas han constituido la única alternativa de paso binacional, desde el cierre de fronteras ordenado tanto por Colombia como por Venezuela, el pasado mes de marzo, como parte de las medidas para contener la propagación de la COVID-19.