Más quejas contra Juan Guaidó por abandonar desertores

Viernes, 26 de Abril de 2019
Organizaciones afines a la oposición cuestionan la idoneidad de quienes están a cargo de los exuniformados.

La situación de los militares venezolanos desertores no ha cambiado, y sus preocupaciones por el abandono de parte de Juan Guaidó trascienden al punto que incluso organizaciones afines a la oposición cuestionan la idoneidad de quienes están a cargo de los exuniformados.

Natasha Duque, directora de Operación Libertad Frontera (oenegé liderada por Lorent Enrique Gómez Saleh) afirmó que si bien es opositora, “debo ser sincera, y creo que se han direccionado equivocadamente las responsabilidades”. 

“En cuanto a los militares, estoy un poquito triste, porque ellos decidieron hacer ese cambio y ponerse a disposición de él; es un paso fuerte, y ellos vienen a otro país, con esperanza, pero no veo el mejor trato”, dijo. “Guaidó tiene muchas cosas en su cabeza” y tal vez, afirma, por eso no ha delegado acertadamente para responder a las expectativas de los exmilitares.

Le puede interesar Militares desertores venezolanos se quejan de abandono

“Ellos han hablado conmigo y dicen que no vuelven a creer en políticos, y eso es grave”, agregó. “Vinieron con una intención de ayudar y no de ser una carga más para el colombiano, pero están un poco inconformes con el gobierno interino”.

Manifestó que quienes han tenido un comportamiento inapropiado puede deberse a “la falta de interés hacia ellos”, que insisten que ni Guaidó ni el gobierno de Iván Duque los han atendido.

Felipe Muñoz, gerente de Frontera, reiteró que los exmilitares ya no son uniformados, pues “cuando ingresaron a Colombia entregaron su arma, su uniforme, e hicieron una declaración de cesar de manera temporal sus actividades”.

Lea además Policía desmiente ataque contra militares desertores

“Esperamos, en los próximos días, tener el anuncio de un plan para ellos, con el fin de que tengan una estancia más organizada en el mediano plazo”, señaló el funcionario. “Lo que ha hecho el gobierno colombiano es bajo el imperio de la ley, con un trato respetuoso y digno”.

Así mismo, enfatizó en que “tienen que entender que las circunstancias en las que están en Colombia tal vez no cumplen sus expectativas”, pues son civiles, y deben acostumbrarse a una nueva situación, como lo hace un millón 200 mil venezolanos.