Escuchar este artículo

Quiere enterrar a su hijo en Venezuela, pero policía bolivariana le niega el paso

Domingo, 24 de Febrero de 2019
La madre aguardaba bajo la sombra de un árbol el permiso para pasar hacia Ureña.

De cruel e inhumano fue calificado, el domingo, el gesto de la Policía Nacional Bolivariana de no permitir que una mujer venezolana pasara por los puentes internacionales los restos de su bebé muerto, para darle cristiana sepultura en su país.

Ni siquiera la mediación del diputado ecuatoriano Fernando Flórez, quien estuvo toda la mañana clamando a la guardia un gesto humanitario para que la mujer lograra llevar hacia Venezuela el cadáver de su hijo, tuvo éxito.

La madre aguardaba bajo la sombra de un árbol el permiso para pasar hacia Ureña. A su lado, en una caja de cartón, permanecía el cadáver de su pequeño hijo, que apenas estuvo con vida un par de horas después del parto, en el Hospital Universitario Erasmo Meoz.

Aún convaleciente, ella tenía esperanzas de que la guardia de su país le permitiera cruzar la frontera para enterrar al recién nacido en su tierra, donde ayer era esperada por sus familiares.

Según Flórez, el drama para esta mujer comenzó desde el lunes pasado que llegó con dolores de parto al hospital. Allí estuvo internada durante toda la semana y el viernes, en horas de la noche, tuvo a su bebé por cesárea. Sin embargo, la salud del recién nacido se complicó y falleció en la madrugada del sábado.

Le puede interesar Hospital de Cúcuta atiende 44 heridos por disturbios en la frontera

El domingo, con megáfono en mano, el diputado ecuatoriano intentó sin éxito, primero en el puente Francisco de Paula Santander y luego se trasladó con ella hacia el puente Simón Bolívar, en Villa del Rosario, donde le fue negado de nuevo el paso.

“Ella es de escasos recursos y por eso no tuvo cómo comprar un féretro para su hijo, por eso lo lleva en una caja de cartón”, dijo el diputado, en representación de la mujer, quien por su estado no quiso hablar con periodistas.

La angustia de la venezolana, oriunda de Rubio y madre de dos hijos,  aumentó al conocer que Colombia mantendrá cerrada la frontera hasta la medianoche de hoy.

“Siempre vivimos pregonando por los derechos humanos en cualquier parte del mundo. Este caso de la venezolana que quiere ir a su tierra a dar cristiana sepultura a su bebé está por encima de cualquier dictadura y de cualquier otra cosa”, dijo el diputado Flórez.

Insistió en que no puede ser posible que se le cierren las puertas y no le permitan a su propia paisana pasar a enterrar a su hijo allá en Venezuela, subrayó el dirigente ecuatoriano.

Image
La opinión
La Opinión