Escuchar este artículo

Refuerzan atención a las víctimas retornadas

Lunes, 17 de Junio de 2019
El proceso contará con el mecanismo de verificación en medición de subsistencia mínima.

La identificación y caracterización de los colombianos retornados víctimas que viven en la frontera anunció el director nacional de la Unidad para la Atención Integral y Reparación a las Víctimas, Ramón Alberto Rodríguez, quien precisó que reforzarán la atención a esta población.

El funcionario explicó, tras su recorrido por la Casa de Paso Divina Providencia, que se hará un “proceso para identificarlos, saber cuáles son, censarlos y poderlos caracterizar y ver cómo podemos entregarles ayuda humanitaria”.

Lea además Alianza entre Alemania y la Gobernación en pro de los inmigrantes

Rodríguez señaló que el proceso contará con el mecanismo de verificación en medición de subsistencia mínima y que, en conjunto con la dirección territorial de Norte de Santander, adelantarán un sistema de recolección de información con los colombianos retornados que viven en zonas periféricas de Cúcuta y que se encuentren dentro del Registro Único de Víctimas. 

En la zona de frontera la unidad ha dispuesto dos centros de orientación para los colombianos retornados. Estos se encuentran ubicados en Villa del Rosario y Puerto Santander, por ser dos de los municipios con mayor flujo de entrada de personas por los puestos fronterizos de Migración Colombia.

“Tenemos dos mecanismos, el de atención y puntos de orientación en la frontera con los enlaces y orientadores para los colombianos víctimas que lleguen y darles toda la información, con el apoyo de Colombia Transforma de la Usaid, para fortalecer el proceso de atención”, explicó.

Precisó que estos profesionales les dan la guía en el marco de la Ley 1448 para orientarlos y que a través del Ministerio Público hagan sus declaraciones y puedan recibir sus ayudas, según el hecho victimizante que declaren.

Le puede interesar Niños inmigrantes tienen guardería

Durante el recorrido el funcionario fue recibido por el obispo de la diócesis católica en Cúcuta, monseñor Víctor Manuel Ochoa, quien le explicó que a la casa de paso llegan muchos hijos de colombianos retornados que terminan siendo víctimas de toda la crisis del país vecino, porque estos menores de edad generalmente llegan con problemas en su proceso de identificación y esto los pone en situación de mayor vulnerabilidad.

En horas de la tarde, el funcionario participó en la entrega de mobiliario a través del programa Colombia Transforma de la Usaid, para mejorar la atención del Centro Regional de Atención a Víctimas del Conflicto Armado, ubicado en Atalaya.

Image
La opinión
La Opinión