Escuchar este artículo

Refugiados por la crisis en la frontera empezarán a trabajar

Jueves, 10 de Septiembre de 2015
El ministro de Trabajo anunció que hay 798 familias que a partir del próximo lunes laborarán.

John Alexander, un hombre que cría solo a sus tres hijos y, Maryuri Bayona junto a su esposo y sus dos bebés son algunos de los que recibieron el beneficio de trabajo en los municipios de Norte de Santander. Ellos hacen parte de la larga lista de colombianos que fueron deportados o huyeron por la trochas de Venezuela.

El Departamento Para la Prosperidad, el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), Comfaoriente y Gobierno se unieron para brindar apoyo a todas las personas que sufren por la decisión del presidente venezolano Nicolás Maduro de sacar a los colombianos de su país.

Los deportados se inscribieron en las bolsas de empleo que hay en Cúcuta para poder recibir un trabajo fijo por al menos cuatro meses y ponerle buena cara a la situación que están viviendo.

En el Sena algunos se capacitaron y empezarán a trabajar el lunes, otros recibirán un subsidio de 200 mil pesos durante tres meses para que puedan estudiar. Por su parte, los que se inscribieron en Comfaoriente viajarán este viernes a los respectivos municipios para empezar a recoger las cosechas de café.

"Lo mejor de este proyecto es que no se van solos, sino con su familia", dijo Tatyana Orozco, directora de Departamento para la Prosperidad Social (DPS).

El ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, llegó a Cúcuta para verificar el proceso que se hace con las personas que empiezan a laboral y recalcó que hay 798 personas asignadas a una labor, pero que no solo se piensa en los deportados sino en ayudar a los habitantes de la frontera.

En su visita estuvo acompañado por los directores nacionales del Sena, Alfonso Prada, y del DPS Tatiana Orozco, quienes firmaron un acuerdo para que los afectados que se quieran capacitar reciban durante 3 meses un subsidio de 200 mil pesos.

Laopinion.com.co