Secuestrada bebé de 16 meses en la frontera con Venezuela

Martes, 22 de Septiembre de 2015
Ofrecen una recompensa de 5 millones de pesos a quien ayude a ubicar a la niña.

Doña Miriam Rodríguez, madre de la bebé de 16 meses, salió del colegio Antonia Santos de Casuarito, donde trabaja como docente, a alimentar a su pequeña hija tal y como lo hace desde el día en que nació la pequeña María Victoria*, pero al entrar en su casa, se llevó una gran sorpresa y tal vez la más amarga de su vida: su niñera estaba tirada en el suelo muerta y su bebé no estaba en la casa.

Las primeras versiones que versan sobre este caso que mantiene acongojados a los cerca de mil habitantes de Casuarito, corregimiento que queda justo en frente de Puerto Ayacucho, capital del estado Amazonas en Venezuela, hablan de que un joven sería el presunto responsable del homicidio y el secuestro de la menor, quien luego de ultimar a la niñera de 22 años, tomó en sus brazos a la pequeña María Victoria*, y se fue hacia territorio venezolano.

El aberrante caso hizo que las autoridades de inmediato hicieran una coordinación con las autoridades del vecino país, para tratar de cerrarle el cerco al presunto secuestrador y rescatar sana y salva a la niña.

“Estamos ofreciendo una recompensa con la policía de 5 millones de pesos a quien nos ayude a ubicar esta niña y devolverla a su familia, queremos que esta historia tenga un final feliz, aunque sabemos que la experiencia es bastante dura para los padres de la niña”, aseguró Sergio Andrés Espinosa, Gobernador del departamento del Vichada.

Una de las versiones que manejan las autoridades, es que un lanchero, vio cuando un hombre llevaba la niña hacia Venezuela, por eso todas las acciones se concentran es la ciudad vecina.

“Por favor, mi hija se la llevaron me la secuestraron, yo necesito que me la entreguen, tiene 16 meses, toma seno, ella es una bebecita, un ángel, el que la tenga por favor entréguela, se lo imploro por favor devuélvamela y no me le haga daño”, dijo con voz entrecortada Miriam Rodríguez, madre de la pequeña.

Por su parte, Edgardo Orozco, padre de la niña y también docente de ese centro educativo, no tuvo más que apelar al buen juicio del captor y le imploró su liberación inmediata.

“Usted tiene hermanos, y sepa que tiene mucho dolor esta familia, que haga el favor y me la devuelva, que me la entregue sana y salva”, acotó.

Los estudiantes del colegio Antonia Santos de Casuarito, programan a esta hora una marcha y posteriormente un plantón, a la vez que están invitando a los habitantes de esa población colombiana, para exigir la pronta liberación de la niña María Victoria*.

* Nombre cambiado para proteger la identidad de la menor de edad.Foto publicada con autorización de las autoridades. 

*Villavicencio | Colprensa