Escuchar este artículo

Diego Peñaloza, un cucuteño que se destaca en el fútbol

Domingo, 31 de Octubre de 2021
El fisioterapeuta acaba de vivir su primera experiencia con la Selección Colombia.

Diego Peñaloza pensó que el día de los inocentes se había adelantado. Una llamada lo tomó por sorpresa, angustia y excitación tras escuchar que había sido seleccionado como fisioterapeuta para hacer parte del cuerpo médico de la Selección Colombia de Fútbol para la triple fecha de Eliminatorias que se disputó en octubre.

Tuvieron que repetirle varias veces que no se trataba de una broma, sino de una propuesta seria y formal. Pero para él no era una simple petición. Era la más generosa oportunidad que había tenido en su vida, no solo llegar allá, sino también el tener la oportunidad de trabajar con brillantes médicos y colegas.

Lea también: Oro, plata y bronce para Colombia en Copa Mundo de BMX

“Nos permitimos informarles que el señor Diego Peñaloza Villamizar ha sido convocado para prestar sus servicios profesionales como fisioterapeuta de la Selección Nacional, que disputará los partidos por las Eliminatorias a Catar 2022, frente a Uruguay, Brasil y Ecuador”, señala una carta de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) dada a conocer por Alianza Petrolera, club donde actualmente labora. 

Nervios, emoción, expectativa. Un cruce de emociones en el que priorizaba la razón: necesitaba estar sereno para encontrarse y servirle a los protagonistas del balompié nacional. 

“Bendita mi madre que me impulsó a estudiar esta carrera”, dice Diego. Peñaloza soñaba con estudiar aviación. Una sinusitis diagnosticada a los 18 años de edad le impidió hacer ese deseo realidad. Así que su madre le sugirió estudiar “eso de masajear a otros”, le decía. 

Ella le pronosticó que en esta carrera brillaría. Apasionado por los deportes, jugador de basquetbol y fascinado con la anatomía humana, Diego aceptó la recomendación de su madre.

Y ella no se equivocó. Desde los estudios se veía lo que llegaría después. Estudió en la Universidad de Santander, Udes, en Cúcuta, y fue becado durante los 10 semestres. Fue tutor. Se inició como practicante en las divisiones menores del Cúcuta Deportivo y luego pasó a ser fisioterapeuta de la Sub 18 de ese mismo equipo. Pero en el 2011 alcanzaría un nuevo ascenso, tras convertirse en el fisioterapeuta del rojinegro, elenco que anhela regresar al profesionalismo.  

Diego Peñaloza, Cúcuta Deportivo.

En el año 2015 aceptó la propuesta del equipo de Barrancabermeja, Alianza Petrolera, para unirse a su plantel médico. Desde allí ha demostrado aún más su conocimiento.  

Sus manos, benditas, empezaron a masajear, a sanar y a rehabilitar piernas, tobillos, esguinces, desgarros y fuertes lesiones de jugadores como Miguel Borja, Farid Díaz, Macnelly Torres y José Luis Chunga. 

Pero hoy, y con 34 años, ya tiene en su palmarés figuras como Falcao, Ospina, Luis Díaz, Mateus Uribe y Juan Cuadrado, por mencionar algunos. “Fue un privilegio sentirme responsable, junto con el equipo médico, de la recuperación de los futbolistas de la Selección, porque esa es mi función, sostener de pie, sin dolor ni fatiga a los futbolistas”.

Desde que se graduó se prometió cumplir con la misión encomendada en su carrera: evitar lesiones en los deportistas y rehabilitar lo más rápido posible. Y eso lo ha hecho bien en sus 12 años que lleva laborando como fisioterapeuta en equipos de fútbol colombiano. Por ello fue llamado a la Selección Colombia de Fútbol que, aunque llegó como un reemplazo de uno de los fisioterapeutas de planta, para él ha significado el logro más grande su carrera profesional. 

Hoy, con una humildad y con más empeño en seguir haciendo su trabajo responsablemente, siente que este triunfo de la vida se lo debe a su madre. No lo pudo ver, ni lo pudo sentir, porque ella voló al cielo antes de ver lo que un día le dijo al oído: “brillarás y tus manos serán benditas para otros, para ellos, para los jugadores de la Selección Colombia”, le repetía su madre antes de fallecer. 

Los ojos de Diego lloran. Está agradecido con ella y con Dios por la oportunidad brindada pero, más, está convencido de que el trabajo serio y dispuesto trae frutos. 

“No se si volveré a ser llamado por la Selección, pero sí se con certeza de que no tuve que ser piloto para poder volar y ver las estrellas”, concluye.

La Selección Colombia volverá a concentrase de cara a la doble fecha de Eliminatorias programada para el 11 y 16 noviembre, en la que enfrentará a Brasil como visitante y a Paraguay en el estadio Metropolitano de Barranquilla.

Redacción: Mónica Toro de Ferreira para La Opinión

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas