Escuchar este artículo

El 2018 no fue el mejor año para James Rodríguez

Viernes, 16 de Noviembre de 2018
El cucuteño ha tenido buenos momentos, pero las lesiones le han jugado una mala pasada.

James Rodríguez no tuvo el año que esperaba. El 2018 será recordado por el volante cafetero como un momento de su vida en el que las lesiones (cinco en total) lo complicaron y no dejaron que mantuviera el gran nivel que exhibió en algunas presentaciones con el Bayern Múnich y la Selección Colombia.

El mediocampista comenzó el 2018 con un problema en su gemelo izquierdo que lo dejó fuera de las canchas por casi 20 días, y lo terminará recuperándose de una lesión que sufrió esta semana en un entreno (un desgarro de los ligamentos externos) y que lo mantendrá alejado de las canchas hasta fin de año.

“Esta, evidentemente, es una muy mala noticia, porque James es un jugador muy importante y no tenemos otro como él”, expresó Sandro Wagner, delantero del Bayern. Fue una dura estocada sufrida por el volante cucuteño, que ya venía de algunos partidos en los que no había sido alineado por el técnico del conjunto bávaro.

A ese nuevo inconveniente médico se le suman la poca continuidad que el colombiano estaba teniendo con el técnico croata Niko Kovac y los crecientes rumores de la prensa alemana, que aseguran que el futbolista de 27 años finalmente no sería comprado por el cuadro teutón, que tiene plazo de comprarle sus derechos al Real Madrid por 42 millones de euros hasta mediados del 2019. “El Bayern ve poco probable comprar a James”, aseguró la revista alemana Kicker.

Como si fuera poco, el más reciente rumor sobre el volante 10 de la Selección Colombia, apunta a que Rodríguez no se quedaría en el Bayern de  Múnich porque su agente Jorge Mendes le estaría buscando una plaza en la Juventus de Italia. En dicho equipo milita el también colombiano Juan Cuadrado y el portugués Cristiano Ronaldo.

Bajo este panorama, Colprensa hizo un recuento de los momentos que más marcaron a James durante un 2018 que, lastimosamente, se le terminó más pronto de lo que se esperaba.

Febrero

El 20 de este mes, James solo pudo jugar 44 minutos en el triunfo del Bayern de Jupp Heynckes por 5-0 sobre Besiktas en los octavos de final de la Champions League 2017-2018.

El volante tuvo un problema en su gemelo izquierdo que lo sacó 18 días de las canchas. 

Abril

Fue el momento más feliz del volante en el 2018. El 7 de ese mes se consagró de manera anticipada como campeón de la Bundesliga con el Bayern. James, que gozaba de la confianza de Heynckes, marcó gol en el juego de la consagración ante el Augsburgo (4-1).

Junio

En el Mundial, James no pudo ser inicialista en el debut frente a Japón por problemas físicos. Sin embargo, sí lo fue en los duelos frente a Polonia (en el que fue figura) y Senegal (28 de junio). En este último juego, ante los africanos, el ‘10’ se volvió a lesionar y salió de la cancha.

Julio

Tras el juego con Senegal, se confirmó que James sufría de un edema en el sóleo derecho, lo que lo sacó del juego de octavos de final ante Inglaterra (3 de julio). El volante sufrió el partido desde la tribuna y lloró, no solo por la eliminación, sino también porque se fue del Mundial sin brillar. 

Agosto

El 10 de ese mes, Rodríguez sufrió un golpe en uno de sus tobillos y eso lo hizo perderse la final de la Superliga de Alemania. Aunque se recuperó pronto, el técnico Niko Kovac (que llegó a reemplazar a Heynckes) empezó a mostrar que James no iba a ser pieza clave en la titular. 

Noviembre

El penúltimo mes del año ha sido muy confuso para el colombiano.

Primero apareció la versión de su disgusto con el director deportivo del Bayern; después, que no contaba para el técnico Niko Kovac, luego de que saldría del equipo y ahora aparece otra lesión.

Image
Colprensa
Colprensa