Escuchar este artículo

El baile de Diego Maradona al Cúcuta Deportivo

Viernes, 27 de Noviembre de 2020
El 10 también estuvo de paso por la ciudad.

La partida del genio y figura Diego Armando Maradona dejó un vacío incalculable en el universo del fútbol. Sus hazañas con el Napoli y la Selección Argentina, quedarán grabadas para la historia del deporte más seguido en el mundo. 

Con una vida de luz y oscuridad, el Diego fue amado y odiado por muchos. Su vida extradeportiva pudo ser cuestionada, reprochada y hasta juzgada pero de que en la cancha fue uno de los mejores de todos los tiempos, no entra en la discusión. 

Irreverente, rebelde y sin temor a los grandes, ‘El Pelusa’ marcó una huella por todos los lugares que pasó, a los rivales a los que enfrentó y a los que les anotó. 

Curiosamente, el Cúcuta Deportivo como equipo y San José de Cúcuta como ciudad, estuvieron vinculadas en una pequeñísima parte de la vida del astro mundial, del barrilete cósmico como lo llamó el narrador Víctor Morales tras anotar el ‘gol del siglo’ a Inglaterra en el Mundial de México 1986. 

Una aplanadora de 18 años 

Diego Armando, que nació el 30 de octubre de 1960, inició su carrera profesional en Argentinos Juniors, una institución que  años más adelante llamaría a su estadio Diego Armando Maradona. Desde pequeño se veían sus dotes anormales pera la práctica del fútbol: un genio con un gen único.

Siendo apenas un chico de 18  años y unos cuantos meses, Maradona viajó a Colombia con Argentinos para jugar el cuadrangular amistoso ‘Gobernación del Valle’ con el América, Deportivo Cali y el Cúcuta Deportivo para febrero de 1979. 

“El Cúcuta Deportivo fue invitado a ese cuadrangular porque en ese entonces muchos jugadores del Deportivo Cali llegaban a jugar al rojinegro”, recordó Carlos Eduardo Ramírez, concejal de la época y miembro directivo acompañante de la delegación fronteriza que viajó a la capital vallecaucana. 

El cuadrangular fue organizado para que en la primera fecha se enfrentaran el Cali contra el Cúcuta y América frente a Argentinos, duelos que se jugaron el 11 de febrero de 1979 en el estadio Pascual Guerrero.

El equipo azucarero venció 2-0 al motilón, mientras que en el choque de rojos, América derrotó 3-2 al club de Buenos Aires, con un Diego marcando  un doblete, dejándole ver a los miles de espectadores que los comentarios de ser un joven jugadorazo eran una realidad. 

En el duelo del verdes y rojinegros, el delantero del fronterizo Manuel Rosendo Magán erró dos penales. 

Así las cosas los caleños definirían el campeón y el Cúcuta chocaría con el club del ‘Pelusa’. 

“En lo que respecta al Cúcuta, no figura en plan de ganador si se tiene en cuenta que Argentinos Juniors es uno de los buenos exponentes del fútbol del Rio de La Plata. En su nómina figura Diego Maradona, el juvenil que está cotizado en muchos millones de dólares”, retrataba este medio en su edición del miércoles 14 de febrero de 1979, día del compromiso. 

Para el duelo, el Cúcuta salió vestido con su uniforme alternativo: camisa blanca con una raya vertical roja y negra ubicada al costado derecho, pantaloneta y medias blancas. Por su parte los gauchos vistieron totalmente de rojo, con su uniforme tradicional. 

Víctor Quiñonez, Rodrigo Cosme, Franco, Salvador López Quiceno, Abel Dagracca, Edgar Ángulo, Héctor Rando Ramón ‘Tomate’ Gómez, Roberto Salomone, Manuel Rosendo Magán y Arnoldo ‘El Guajiro’ Iguarán fueron los inicialistas del conjunto fronterizo dirigido por Pepe Etchegoyen y asistido por Rolando Serrano. En el segundo tiempo tuvieron la oportunidad de actuar Nieto, Sierra y Pérez. 

Argentinos saltó con Manutti, Domenech, Pellerano, D’Angelo, Mnuti, García, Ríos, Maradona, Favret, Rende y Villa. Arrieta, Caravelli y Suárez ingresaron. 

El duelo fue un paseo total del equipo extranjero. El resultado final fue de 5-1 con cuatro anotaciones marcadas por Maradona y una por Suárez. Por el Cúcuta anotó Magán. 

“Maradona nos pegó una bailada impresionante. Estuve en la pista atlética al lado del banco técnico y todos nos mostrábamos asombrados por no haber visto un jugador de esos. Era excelente driblando con apenas 18 años. No sé cómo marcamos un gol, nos pudieron hacer 8. Nos fuimos por buen servidos”, expresó Ramírez. 

Uno de los protagonistas, Ramón ‘Tomate” Gómez, le aseguró a La Opinión que fue impresionante compartir cancha con Maradona, aunque recuerda que pasó una mala noche porque era un Diego “imparable”. 

“Para agarrar a ese muchacho le cuento que era una cosa imposible. Para quitársela me tocó darle duro, era un partido aparte con él. El técnico Etchgoyen y Rolando me habían advertido que tenía que estar concentrado en él”, aseguró el exvolante de marca.

Ramírez subrayó que si bien Maradona estaba en sus inicios, de lejos se veía que era un proyecto exitoso del fútbol argentino. 

“Ya fuera por la banda izquierda o la derecha, era imparable. A lo último recuerdo que Argentinos jugaba al toque, bajaron la guardia”, dijo el directivo delegado por el Concejo.

Sobre sus mayores recuerdos de dicho partido, ‘Tomate’ confesó que hubo dos jugadas que nunca olvidará. 

“Todos en el camerino me tomaban del pelo porque Maradona me había hecho un túnel. Era muy ágil y los más grandes le tirábamos duro. La mayoría de la zaga defensiva terminamos amonestados”, rememoró diciendo que todos los goles fueron espectaculares. “La otra jugada fue que me pasó a velocidad por el costado derecho y me tocó engancharlo por el cuello; nos caímos y recuerdo que el reclamó”, añadió. 

Germán ‘El Burrito’ González que para la época estaba por definir su próximo equipo luego de jugar en el América en 1978, estuvo en la tribuna y comentó sobre el compromiso. 

“A Diego lo marcó Tomate Gómez y le dio un baile impresionante. Al otro día ya salía en todos los diarios de Cali como un maravilloso jugador que querían todas las escuadras. Nos dejaba impresionados a todos”, afirmó Burrito, quien a la postre, ese año, llegaría al Cúcuta Deportivo. 

“Sinceramente lamento la desaparición de Diego. Fue una gloria mundial. Fue un espectáculo muy querido y odiado pero jugador como él no vuelve a salir. Tuve la oportunidad de compartir y fue un orgullo para mí. Deseo que mi Dios lo tenga descansando en paz”, expresó Tómate Gómez. 

El cuadrangular terminó ganado por América al vencer en penales al Cali. 

Maradona, en el Camilo Daza

La otra anécdota que relaciona a ‘El Pelusa’ con Cúcuta suscitó en las Eliminatorias a México 1986. La Selección Argentina debía jugar en San Cristóbal contra Venezuela en mayo del 85. Por temas de transporte el equipo que luego fue campeón del mundo, llegó a Cúcuta para luego viajar a tierras bolivarianas. 

“Por mi amistad con Carlos Salvador Bilardo (DT de Argentina en ese momento) pude ingresar al avión a saludar ya que se bajaban de él y de una ingresaban al bus para ir a San Cristóbal. Maradona tenía experiencia y ya empezaba a admirarlo”, contó el Burrito González. 

El partido contra la vinotinto fue ganado por la albiceleste 3-2, con un doblete de Diego Armando. 

Para regresar a Argentina hicieron el mismo puente por Cúcuta, en donde La Opinión pudo registrar a Diego en el Aeropuerto Camilo Daza.  

Image
Gustavo Contreras
Gustavo Contreras