Escuchar este artículo

El calvario de Jackson Martínez

Miércoles, 2 de Enero de 2019
El colombiano confesó que no puede entrenar tres días seguidos.

El fututo de Jackson Arley Martínez Valencia era prometedor y su talento daba fe de eso. Muchos decían que sería el gran goleador que sucedería a Radamel Falcao García en la selección Colombia. Saltó de Independiente Medellín a México y luego al Porto de Portugal, donde se cansó de hacer goles  y se reveló a los ojos de los grandes equipos del Viejo Continente.

En 2015 el Atlético de Madrid, le abrió las puertas para llegar al competitivo fútbol español, sin embargo, su estadía en el equipo colchonero no fue tan placentera. El colombiano no entró en los planes del entrenador argentino Diego Simeone y se tuvo que conformar con ser un comodín, pero sus ganas de triunfar y demostrar que estaba a la altura, no le permitieron desfallecer.

Ante la falta de minutos en su equipo, Martínez disfrutaba cada instante con la selección nacional, precisamente, a finales de 2015, en un partido ante Chile por las eliminatorias al Mundial de Rusia , el chocoano sufrió una lesión en el tobillo, producto de una falta de Francisco Silva.

Una desafortunada lesión

Inicialmente el dictamen del médico fue esguince, pero la lesión se convirtió en algo más delicado, tanto así, que el jugador se tuvo que someter en dos ocasiones a cirugías. Desde entonces, su vida no ha sido igual. Con el Atlético, donde triunfó Falcao, no tuvo suerte y en 2016, cuando llegó una oferte desde China, el colombiano buscó renacer al otro lado del mundo.

Allí su lesión reapareció y lo obligó a alejarse de las canchas para comenzar un largo periodo de recuperación, tiempo en el que el equipo chino Guangzhou Evergrande decidió darle carta de libertad a mediados de 2017. En China, Martínez solo pudo jugar 15 partidos y marcar solo cuatro goles.

Y cuando parecía que ‘Cha-cha-cha’ como es conocido, por fin volvía a tomar su mejor forma en el fútbol de Portugal donde su talento fue visto en su máxima expresión, esta vez con el Portimonense, el mismo jugador hizo una conmovedora confesión sobre las consecuencias que ha dejado aquella desafortunada lesión.

El dolor no se ha ido 

Al diario Récord contó que “es una lucha diaria. Este calvario no me deja dormir. Cada entrenamiento, cada vez que me meto en la cama para dormir... Casi todas las noches, alrededor de las 3 o 4 de la madrugada como si fuera un reloj, me despierto debido a las molestias en el pie. Después de unos minutos se pasa y me vuelvo a dormir”.

El exdelantero del Atlético y ahora en las filas del Portimonense aseguró que ya no puede entrenar más de tres días seguidos. “Entrenarme tampoco es fácil, no puedo hacerlo dos o tres días seguidos. Me gustaría trabajar con normalidad todos los días pero los médicos y el fisioterapeuta me dijeron que eso era imposible. Sigo un programa específico”.

El chocoano volvió a jugar desde el 23 de septiembre del año pasado y lleva en esta temporada 10 partidos disputados con el Portimonense en los cuales ha sumado cuatro goles. El atacante superó dos operaciones y pasó periodos de recuperación en Oporto y en Miami. 

Pasó por la música 

En sus años de ausencia de las canchas, el delantero chocoano hizo su incursión en la música cristiana. 

Martínez lanzó en septiembre de 2018 su primera producción musical que lleva por nombre ‘No temeré’.

La producción del jugador del Portimonense de Portugal cuenta con siete canciones, todas con un mensaje religioso y en las cuales relata los duros momentos que ha vivido tras sufrir diversas lesiones.

Image
La opinión
La Opinión