Escuchar este artículo

El fútbol italiano, de luto por muerte de Astori

Domingo, 4 de Marzo de 2018
Iba a ser titular y a lucir el brazalete de capitán del club toscano.

El capitán del Fiorentina, Davide Astori, fallecido el domingo a los 31 años, deja al fútbol italiano sin un líder discreto, querido y respetado por todos los que le conocieron.

Astori, nacido el 7 de enero de 1987 en San Giovanni Bianco, en provincia de Bérgamo (norte), fue hallado muerto mientras se encontraba concentrado con el Fiorentina, antes de un partido liguero contra el Udinese.

Iba a ser titular y a lucir el brazalete de capitán del club toscano, por el que fichó en el verano de 2015 y del que era líder del vestuario y un ídolo de la afición “viola”.

La noticia de su muerte sacudió a todo el mundo del fútbol, en particular a los que le conocieron personalmente, tanto que fueron los propios jugadores quienes pidieron a la Liga de la Serie A que aplazara todos los encuentros dominicales para respetar su dolor.

El cariño con el que contaba Astori fue evidente también por la reacción de la afición del Fiorentina.

Eras la mejor expresión de un mundo antiguo, superado, en el que valores como el altruismo, la elegancia, la educación y el respeto para los demás eran lo más importante”, subrayó el capitán del Juventus, Gianluigi Buffon, quien compartió con Astori el vestuario de la selección italiana durante siete años.

Tras empezar su carrera futbolística en el club Ponte San Pietro, cerca de Bérgamo, Astori entró a los catorce años en los juveniles del Milan, en 2001, para quedarse cinco años en el conjunto “rossonero”.

De allí, empezó su carrera como futbolista profesional y a los 21 años llegó el debut soñado en la Serie A, la Primera División italiana, con la camiseta del Cagliari.

En sus seis años pasados en Cerdeña, Astori disputó 179 partidos y se lució como uno de los mejores zagueros de Italia, lo que generó el interés del Roma, que le fichó en 2014 y que le permitió debutar también en la Liga de Campeones.

Los últimos dos años de su carrera los vivió en el Fiorentina, en el que “heredó” el brazalete de capitán en esta campaña tras la marcha del argentino Gonzalo Rodríguez.

Image
EFE