Escuchar este artículo

Hace 53 años: el día que Pelé “detuvo” una guerra

El hecho se presentó a finales de los años sesenta en África.

Hablar de Edson Arantes do Nascimento es hablar de Pelé, es hablar de fútbol, de títulos, de miles de goles y de miles de historias como el día que hizo echar a un árbitro o como el día que “detuvo” una guerra en África a finales de los años sesenta ¿Cómo fue?

Cuenta la página oficial del Santos que debido a un conflicto de la Confederación Brasileña de Deportes (CBD) con la Confederación Sudamericana, todos los equipos de Brasil deciden no participar en la Copa Libertadores de 1969. De hecho, expresa la nota que, para los directivos brasileños, era más ventajoso ganar en dólares jugando amistosos por el mundo, y así lo hicieron.


Lea además: En Colombia se ha tramitado más de un millón de cédulas digitales


El Santos de Pelé, campeón de Libertadores y otros torneos, decide empezar una secuencia de juegos en África que sería histórica. Paso por el Congo, Lagos en Nigeria y Lourenço Marques, en Mozambique, hasta que el equipo fue invitado a regresar a Benin, Nigeria, ciudad cercana a la frontera con la región separatista de Biafra.

Un día sin armas en plena guerra

Un brutal conflicto había estallado dos años antes causado por el intento de secesión entre Nigeria y las provincias del sudeste bajo el nombre de República de Biafra. La guerra separatista en el antiguo estado de Biafra es conocida como una de las mayores tragedias humanitarias del mundo.


Conozca: De 1940 hasta su fallecimiento: Pelé, en 15 grandes fechas


Se estima que, durante la guerra, el número estimado de muertos es entre 500.000 y tres millones de personas, así como otros millones fueron desplazados de sus tierras; y durante esa guerra, el Santos de Pelé llego a jugar a aquel territorio.

Cuenta la misma página oficial del Santos, que el teniente coronel Samuel Ogbemudia, decretó día feriado después del mediodía y abrió el puente que conectaba Benin con Biafra para que todos pudieran ver jugar al rey del futbol.

Aquel 4 de febrero de 1969, 25 mil personas asistieron al estadio. Pelé fue recibido con flores y el Santos terminó ganando 2-1, en la que consideraron los jugadores de aquel momento “una completa calma”.

Según los compañeros de equipo de Pelé, Gilmar y Coutinho, el alto el fuego apenas duró lo que duró el partido; mientras el avión del bando despegaba, se podía escuchar desde el interior de la nave el sonido de disparos que marcaban la reanudación del conflicto.


Le puede interesar: Pelé: tres matrimonios, siete hijos y una vida de telenovela


¿Mito o realidad?

Es claro que la guerra del Biafra duró hasta 1970 con el resultado cruel de millones de muertos y desplazados. Terminó con la victoria de Nigeria y el reintegró nuevamente de Biafra.

Aunque el sitio web del Santos lo da como hecho, la realidad es a hoy no se encuentra existió una confirmación oficial del hecho ni registro de periódicos locales sobre el hecho en concreto. En su autobiografía, Pelé mencionó brevemente el episodio y afirmó que “los nigerianos se aseguraron de que los biafreños no invadieran Lagos mientras Santos estaba en la ciudad”.

Realidad total o parcial, lo cierto es que la leyenda de Pelé siguió trascendiendo y con más fuerza durante años y con el vox populi de los que vivieron aquella época. A hoy, En las gradas del Santos el episodio se convirtió en música, quienes cantan que “Solo Santos detuvo la guerra”. Gracias a Pelé.

Y en África se tiene un amor absoluto a quien siempre será considerado el rey del fútbol y que al menos por unos días trajo paz al pueblo nigeriano.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa
Viernes, 30 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión