Escuchar este artículo

Lanús y Gremio juegan por la gloria

Martes, 28 de Noviembre de 2017
Este miércoles se cumplirá la final de la Copa Libertadores, en Buenos Aires.

Lanús sacará a relucir su juego y su mística para revertir el 1-0 en contra que se llevó de Brasil ante un Gremio decidido a mantener la ventaja, en la final de la Copa Libertadores 2017 que se disputará este miércoles (6:45 pm. de Colombia) al sur de Buenos Aires.

Los ‘granates’ sueñan con alzarse con su primera Libertadores y marcar un hito en su historia, tras haber alcanzado una inédita final del torneo continental, cuando sorprendieron a todos dejando atrás al poderoso River Plate, en una épica semifinal.

Gremio va en búsqueda de su tercer título (1983, 1995), pero sin margen de error tras la escasa ventaja lograda en un flojo partido de ida en el que los 55.000 hinchas debieron esperar hasta el minuto 82 para desahogarse con un grito de gol de Cícero.

Ahora serán los 40.000 simpatizantes de Lanús que esperan poder explotar de alegría en la “Fortaleza”, su estadio remodelado a 10 km al sur de Buenos Aires, en el partido definitorio.

“Es una final, las finales se ganan. Nos costó mucho llegar hasta aquí, el equipo está bien y es un resultado que se puede revertir”, declaró el entrenador de Lanús, Jorge Almirón.

El DT dijo que Lanús no cambiará “la manera de jugar, tenemos jugadores para hacerlo”, convencido de que el Granate está en capacidad de dar vuelta la serie sobre todo con el apoyo de su gente. 

Almirón ya tiene casi todo el equipo en la cabeza, “la única duda es en la defensa tengo un día más para probar”, señaló. No podrá contar con el suspendido zaguero Diego Braghieri.

“Es un gol (de ventaja), tenemos que tener paciencia y trabajarlo bien. Seguramente el estadio va a estar lleno, va a ser una fiesta y el equipo va a estar a la altura de la final”, se ilusionó el entrenador.

Pruebas no le faltan. 

La más cercana es sin duda la proeza de la semifinal cuando terminó derrotando a River Plate 4-2 tras ir en desventaja 1-0 en el partido de ida y 2-0 en la vuelta.

Gloria tricolor

Gremio no quiere perder la ocasión de volver a la gloria a más de 20 años de su segundo y último título de la Copa Libertadores conquistada en 1995.

Los jugadores del ‘Tricolor’ realizaron una práctica a puertas cerradas el lunes en Porto Alegre sin que el DT Renato Gaúcho revelara el misterio de cómo parará al equipo para enfrentar a Lanús.

A diferencia del Granate que postergó su partido de la décima fecha de la Superliga argentina para concentrarse exclusivamente en esta final, Gremio jugó el domingo y empató 1-1 con el Atlético Goianiense en la penúltima fecha del campeonato brasileño, en el que es escolta del ya campeón Corinthians.

“Estamos bien preparados para este momento. Estamos trabajando, pensando y soñando con la Copa. Confiamos en nuestro potencial y nuestro trabajo colectivo”, declaró el delantero Ramiro en rueda de prensa.

Si bien se presume que el entrenador mantendrá casi todo el equipo que derrotó a Lanús en la ida, no contará con el defensor Walter Kannemann, posiblemente reemplazado por Bressan.

El partido será arbitrado por el paraguayo Enrique Cáceres, secundado en las líneas por sus compatriotas Eduardo Cardozo y Juan Zorrilla.

Image
AFP
AFP