Escuchar este artículo

Listos para premiar al mejor jugador del año

Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Este lunes se entregará el reconocimiento de la Fifa.

El croata Luka Modric, el portugués Cristiano Ronaldo y el egipcio Mohamed Salah aspiran a recibir, este lunes, en Londres el Trofeo Fifa a jugador del año, un galardón que podría servir como indicativo para el Balón de Oro.

Ningún jugador de los ‘Bleus’, recientes campeones del mundo en Rusia, está en la terna candidata a llevarse el premio. Sólo el arquero Hugo Lloris figura entre los finalistas a mejor portero, junto al belga del Real Madrid Thibaut Courtois y al danés del Leicester Kasper Schmeichel.

En categoría de mejor entrenador, en cambio, son dos franceses los mejor colocados para recibirlo; el campeón del mundo Didier Deschamps, y el campeón de Europa Zinedine Zidane. El tercer técnico candidato es el seleccionador croata Zlatko Dalic.

“¿Es un trofeo que entrega la Fifa, no?”, preguntó irónicamente el delantero del Atlético de Madrid Antoine Griezmann al periódico L’Equipe a comienzos de septiembre. “Y el Mundial está organizado por la Fifa, ¿es así? Ganamos el Mundial, y no hay ningún francés candidato. Es una elección pero que no haya ningún campeón del mundo es sorprendente”.

Ni Antoine Griezmann, ni Kylian Mbappé ni Raphaël Varane, fueron seleccionados para la terna final por aficionados, periodistas, capitanes y seleccionadores, que premiaron a los que brillaron en Liga de Campeones.

¿Otra vez Ronaldo?

El portugués Cristiano Ronaldo, cinco veces ganador del Balón de Oro, ha ganado los dos trofeos Fifa ‘The Best’ entregados después de que se rompiese en 2016 el acuerdo entre la Fifa y France Football, fundador y organizador del Balón de Oro.

Y cuenta con ventaja sobre su eterno rival Leo Messi después de haber conquistado las tres últimas ediciones de la Liga de Campeones con el Real Madrid, antes de fichar en el último ‘mercato’ por la Juventus.

Cristiano Ronaldo, máximo realizador de la ‘Champions’, opta a un nuevo título individual de la Fifa tras los logrados en 2016 y 2017, en los que el astro argentino Leo Messi fue segundo. Messi no se veía fuera de la terna final de candidatos a mejor jugador del mundo en sus distintas denominaciones desde 2006.

Las credenciales del astro portugués no difieren de las de Luka Modric -cuatro ‘Champions’ en cinco años-, quien lideró además a su pequeño país, Croacia, a la final del Mundial, del que fue elegido mejor jugador. Fue asimismo designado jugador del año por la Uefa, algo que no fue del todo del agrado de un Cristiano Ronaldo siempre ávido de reconocimientos individuales.

De reojo mira el egipcio Salah, que con menos oportunidades de ganar, aspira a conseguir su primer galardón.

Image
AFP
AFP