Escuchar este artículo

Pietro Pellegri, el prometedor ‘Messi del Génova’

Domingo, 5 de Noviembre de 2017
El ‘niño’ tiene una complexión que se asemeja más a la de un jugador de waterpolo.

Es el futbolista más joven de la historia en jugar en la Serie A y el más joven en conseguir un doblete en el campeonato italiano. A sus 16 años y medio, ha sido bautizado como el “Messi del Génova” y en su país esperan que cumpla con las altísimas expectativas.

El ‘niño’, que tiene entre sus ídolos a Zlatan Ibrahimovic, está muy crecido (1,91 metros, 80 kilogramos) y tiene una complexión que se asemeja más a la de un jugador de waterpolo, un deporte que le gusta especialmente.

Los adolescentes que despuntan son a menudo pequeños y rápidos, pero él responde a un perfil completamente diferente. Sus armas son precisamente esas: juego con el cuerpo, calidad de disparo, potencia y fuerza física.

La comparación no es precisamente fácil, por su físico, con Lionel Messi o con el diamante francés Kylian Mbappé, otros portentos que han destacado por su precocidad, pero en el Génova no ahorran en superlativos.

“Tenemos en nuestra casa al nuevo Messi. Se llama Pellegri”, llegó a declarar ya en 2015 el presidente del Génova, Enrico Preziosi.

“¿Ha encontrado Italia a su Mbappé?”, se preguntaba en su portada el Corriere dello Sport el pasado 18 de septiembre. La víspera, Pellegri había entrado en los libros de historia del ‘Calcio’ por segunda vez.

La primera fue en diciembre de 2016, cuando entró en juego en un partido ante el Torino. Ese día se convirtió en el debutante más joven de la historia de la liga italiana, igualado casi al milímetro con Amedeo Amadei, que en 1937 jugó en la liga con 15 años y 280 días. Su primer gol llegó en el mes de mayo, en la última jornada ante la Roma.

Dos años de trabajo

El segundo récord lo fijó el 17 de septiembre con un doblete ante el Lazio (3-2). Fue el jugador de menor edad en conseguir dos tantos en un mismo partido del campeonato, mucho mejor que Silvio Piola, que tenía 17 años y 104 días cuando logró un doblete en el lejano 1930.

Piola es en la actualidad el mayor goleador de la historia de la Serie A (274 tantos), lo que puede suponer un excelente presagio para el joven Pellegri.

El día de su doblete ante el Lazio, en la familia Pellegri hubo muchas lágrimas. Marco, el padre, se derrumbó llorando en el banquillo del Génova, donde es asistente técnico. El joven Pietro tampoco pudo reprimir la emoción.

“No pido nada, no espero jugar más. Con estos dos goles en el Marassi (el estadio del Génova), bajo la tribuna Norte, cumplí un sueño. El primero se lo dedico a los tifosi, porque soy del Génova, como ellos. Y el segundo es para mi papá”, declaró.

La continuación ha sido más difícil para Pietro, que vive todavía con su madre y que ha jugado pocos minutos en octubre. Disputó la parte final del último partido ante la Spal de Ferrara y podría ser una opción para su entrenador Ivan Juric.

Juric cree que Pellegri puede “convertirse en un jugador importante para el Génova, aunque necesita dos años de trabajo. Hemos trabajado mucho porque era muy bruto. Tiene mucha potencia pero antes no buscaba nunca la profundidad, quería jugar de espaldas a la portería.

Image
AFP
AFP