Por primera vez, 4 mujeres pitaron un partido masculino en Colombia

Sábado, 27 de Febrero de 2021
La nortesantanderena María Daza, fue la encargada de impartir justicia en el campo de juego.

Aún cuando desde hace varias décadas, las mujeres incursionaron en el arbitraje del fútbol y algunas de ellas han logrado estar como jueces de línea, otras, pocas como centrales en un partido oficial por Liga o Torneo, este viernes el fútbol colombiano vivió algo único, cuatro mujeres se encargaron de administrar justicia en el juego Barranquilla-Huila, por el torneo de Ascenso.

Las designadas que fueron encargadas para impartir justicia: María Victoria Daza (central de Norte de Santander), en la función de asistentes de línea estarán Mary Blanco de Boyacá y Nataly Arteaga de Nariño, finalmente la cuarta juez, o árbitro emergente es Vanessa Ceballos del Magdalena.

El partido terminó empatado a cero goles.

En el caso de Daza, la samaria de 34 años, ya cuenta con un recorrido importante, ya que además de oficial como juez principal en partidos del Torneo Betplay o de ascenso en el país, también cuenta con participación en la Copa América Femenina. Sobre este último torneo, es una de las jueces elegidas para el campeonato que arrancará el 3 de marzo en Argentina y por ello, tras el duelo en Barranquilla se desplazará al sur del continente.

Entre sus partidos más importantes también se destacan la primera final de la Liga Femenina en Colombia, entre Santa Fe y Huila, en El Campín con más de 33 mil espectadores.

La pionera

Es importante recordar también, que la primera mujer en impartir justicia en un partido oficial por Liga (hombres) en Colombia, fue Martha Liliana Toro, quien se estrenó en Primera División dirigiendo el 8 de agosto de 1999 el partido entre el Atlético Bucaramanga y Deportes Quindío.

Antes de ese juego ya se había fogueado como arbitro en el torneo de ascenso, siendo su primer compromiso Cóndor - Cooperamos Tolima, en el estadio del Olaya de Bogotá en 1998.

Su retiro se dio una década después y el último partido que ofició como central en el fútbol colombiano fue en el 2005 un duelo entre Deportivo Cali e Independiente Medellín en el Pascual Guerrero.

Image
Colprensa