Escuchar este artículo

Un clásico para dar un golpe de autoridad en Liga

Viernes, 22 de Diciembre de 2017
El Barcelona intentará dar este sábado un golpe de autoridad ante su eterno rival.

El Clásico Real Madrid-Barcelona dará hoy (7:00 a.m. de Colombia) el pistoletazo de salida a las navidades con un partido, que podría permitir a los azulgranas dar un golpe de autoridad en la Liga en caso de victoria en el Santiago Bernabéu.

Los catalanes llegan a este encuentro líderes del campeonato español con 11 puntos de ventaja sobre los blancos, que marchan en la cuarta posición de la clasificación, aunque con un partido menos.

Una victoria azulgrana dejaría a los blancos a 14 puntos, una distancia que el Real Madrid nunca ha logrado remontar para ser campeón.

Le puede interesar: El Real Madrid-Barça, máxima rivalidad para generar la mayor unión

“Hablar en diciembre de ligas sentenciadas es muy difícil, es muy complicado, sí que es cierto que ganar allí sería dar un paso más”, consideró esta semana el centrocampista Andrés Iniesta al recoger su premio al mejor jugador de la selección, que le otorgó el diario Marca.

El capitán azulgrana recuerda, además, que tienen al Atlético de Madrid mucho más cerca (2º, a seis puntos de los catalanes), pero nadie duda del golpe de autoridad que supondría dejar al máximo rival de la capital lejos por detrás.

“Ganando les sacaríamos una ventaja importante”, dijo Leo Messi también al recibir el premio ‘Pichichi’ al mejor goleador de la temporada pasada.

El duelo entre el astro argentino y su rival portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, se presenta como uno de los principales atractivos del encuentro.

Messi llega al Clásico en plena forma como líder de los goleadores de la Liga con 14 tantos, lejos de las cuatro dianas que lleva la estrella lusa en el campeonato español.

Poseedores de cinco Balones de Oro cada uno, son conscientes del escaparate mundial que supone el clásico, que se espera que vean 650 millones de telespectadores, por lo que buscarán aumentar su cuenta en el gran partido de la liga española. 

El Barcelona tendrá que lidiar con las bajas del central Samuel Umtiti, cuya plaza podría ocupar el recuperado Javier Mascherano, y del delantero Paco Alcácer, mientras parece poco probable que el extremo francés Ousmane Dembélé pueda estar disponible.

“Seguimos fieles al mismo plan. Creemos que (Dembélé) puede estar operativo en enero”, decía recientemente el técnico azulgrana, Ernesto Valverde, que contará con Luis Suárez y Messi delante para llevar la responsabilidad ofensiva.

Por el lado blanco, tras sufrir un calvario de lesiones en el inicio de temporada, Zidane podrá contar con todos sus pesos pesados, pero parece poco probable que ponga de inicio al galés Gareth Bale, que apunta más a revulsivo desde el banquillo, dejando de entrada a Francisco Alarcón ‘Isco’ para apoyar a Cristiano y Benzema delante.

El luso se entrenó aparte los dos últimos días debido a un golpe en la pantorrilla, pero la prensa española considera que podrá estar el sábado en el Santiago Bernabéu.

Image
AFP
AFP