Escuchar este artículo

15 años del secuestro de los diputados del Valle por parte de las Farc

Martes, 11 de Abril de 2017
De los 12 parlamentarios, 11 fueron asesinados cinco años después. Solo sobrevivió Sigifredo López.

Recientemente, el 27 de marzo, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó la condena de 45 años de cárcel para Orlando Burbano Gómez y Ciro Antonio Escalante Jaimes; y de 10 años para Yenny Suleidi Córdoba Muñoz, por el secuestro de 12 diputados del Valle, perpetrado el 11 de abril de 2002 por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Vale recodar que el 27 de junio de 2014, el Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado de Cali dictó la sentencia que fue ratificada por el Tribunal Superior de Cali el 27 de junio de 2016. (Lea además Nunca buscamos intencionalmente la muerte de diputados del Valle: Pablo Catatumbo)

15 años después de ese lamentable hecho, el país recuerda con profundo dolor es día, porque fue el inicio de una tragedia que duraría cinco años y terminaría con el asesinato de 11 parlamentarios.

Los hechos 

Ese 11 abril, uno de los últimos días de mandato del presidente Andrés Pastrana, integrantes de las Farc se vistieron como militares, para lograr ingresar a la sede de la Asamblea. 

Allí alertaron a los trabajadores sobre una supuesta bomba y con esa excusa se llevaron en un bus a los diputados: Juan Carlos Narváez, Rufino Varela, Carlos Barragán, Jairo Javier Hoyos Salcedo, Alberto Quintero Herrera, Edinson Pérez, Nacianceno Orozco, Carlos Charry, Francisco Giraldo, Ramiro Echeverry, Héctor Arismendy y Sigifredo López.

El grupo subversivo pretendía intercambiar a militares, civiles y funcionarios en su poder, por algunos guerrilleros presos. El 18 de mayo de 2002 el Gobierno creó un bloque regional por la libertad de los secuestrados.

Tres meses después, Álvaro Uribe Vélez asumió las riendas del país y los familiares de los diputados recibieron la primera prueba de supervivencia. En 2003, las Farc designaron a tres guerrilleros como negociadores para un acuerdo humanitario. Las familias ya habían recibido la segunda pruebas de vida.

En enero de 2004, los parientes de las víctimas obtuvieron la tercera prueba, sería la penúltima, y en abril pidieron al entonces presidente Uribe un acuerdo para la liberación, quien aceptó, ofreciendo la excarcelación de 50 guerrilleros a cambio de la libertad de los secuestrados. Sin embargo, la mesa de diálogo nunca se concretó.

En 2006, fue reelegido Álvaro Uribe y en octubre se cerraron las puertas a cualquier negociación con las Farc, en respuesta a un carro bomba en la universidad Militar Nueva Granada en Bogotá. Fue en ese momento cuando el ahora expresidente y senador ordenó el rescate militar de los secuestrados.

En abril de 2007 se dio a conocer la que fue la última prueba de supervivencia de los dirigentes políticos. A través de ese video, ellos clamaron la retirada de las tropas de los municipios Florida y Pradera para agilizar el canje y así poder regresar con sus familias.

Uribe anunció la excarcelación masiva de guerrilleros por "razones de Estado" y sumó la liberación de Rodrigo Granda, detenido en Caracas tres años atrás.

La fatal noticia llegó 

En junio de 2007, tras cinco años del secuestro, Colombia recibió la fatal noticia: las Farc anunciaron que en “fuego cruzado” murieron 11 diputados. El único sobreviviente fue Sigifredo López.

En julio, los colombianos exigieron la liberación de todos los secuestrados y la entrega de los cadáveres, por eso una Comisión Internacional de la Cruz Roja (Cicr) llegó a una zona montañosa al suroeste del país, para recuperar los cuerpos, luego de recibir las coordenadas por parte de la guerrilla, los cuales fueron trasladados a Cali el 9 de septiembre.

El 5 de febrero de 2008, cinco meses después, Sigifredo López fue liberado. Pero su calvario no terminaría allí, pues en 2012 la Fiscalía de la Nación lo señaló como cómplice del secuestro y asesinato de sus compañeros. Meses después quedó en libertad por falsedad de los testimonios en su contra.

Los acusados del secuestro 

Los cerebros que durante ocho meses planearon el golpe fueron ‘Pablo Catatumbo’, Milton Sierra, ‘JJ’, ‘Santiago’ y ‘Franco Benavidez’. También participó ‘Mincho’.

Image
La opinión
La Opinión