Formulario de búsqueda

-
Domingo, 18 Marzo 2018 - 3:46am

30 años de la tragedia del cerro El Espartillo

‘En la bolsa me tocó echar solo partes de cuerpos’, recordó un capitán del Cuerpo de Bomberos. 

Archivo La Opinión
Al estadio General Santander llegaban los restos de los cuerpos del accidente.
/ Foto: Archivo La Opinión

“Cuando llegué al sitio del accidente y vi todo desintegrado, tanto el avión como los pasajeros, fue impactante. Llevaba mi bolsa de polietileno en la mano con todas las ganas de ayudar, pero con una mínima esperanza de encontrar a alguien con vida. Yo me encontré con un vecino de la zona, quien me dijo ‘yo le guío y colaboro en el camino, pero no me pida que meta nada en esa bolsa’. Así hicimos…”, contó el capitán Agustín Díaz Rodríguez, quien desde hace 48 años integra las filas del Cuerpo de Bomberos de Cúcuta. 

Ese jueves 17 de marzo de 1988, hace 30 años, los cientos de civiles, socorristas, bomberos, protección civil, Cruz Roja y lugareños, no pudieron hacer nada. Solo sabían de la noticia del accidente del Boeing HK-1716 de Avianca, pero a todos les tocó aguardar esa noche al pie del cerro El Espartillo. 

“Era increíble la cantidad de gente que fue a prestar su ayuda, cuando yo llegué, el mismo 17 como a las 5 p.m. ya había muchos allí viendo qué hacer”, relató. “Pero ya era muy tarde, y la noche nos iba a agarrar en plena subida, el sargento de la policía que estuvo a cargo, nos dijo que había que esperar hasta el otro día”.

Al día siguiente, a las 4:30 a.m. fue la largada para el batallón de ayudas.

“Hacía muchísimo frío. Era mucha la gente que se unió a ayudar. A las 9 a.m. por fin estábamos en el sitio del accidente, después de cuatro horas de intensa caminata. Es una imagen que no se puede borrar de la mente tan fácilmente”, señaló. “En esa bolsa me tocó echar, de lo que recuerdo, el pie de un hombre que reconocí por lo grande y el cuerpo de una mujer. Bueno, en realidad era el torso, porque no tenía rostro, y otras partes de cuerpos más pequeños. Allí no quedó un cuerpo entero, qué doloroso”, contó el capitán.    

Cuando la bolsa le pesó un poco más de 20 kilos, fue el momento de regresar. “Había ropa esparcida por todo ese cerro, de la misma forma que quedó el avión, y las víctimas”, dijo.

“¿Cómo regresé, y por dónde bajé? No supe. Hoy tampoco lo recuerdo. El señor me decía salte, brinque, y solo veía abismo por un lado y por otro. Se veía pura neblina. Y la bolsa a cuestas. En ocasiones, el vecino sí me ayudó, porque pesaba mucho y como eran tantos precipicios, que él conocía a la perfección, le tocó darme la mano para bajarla”, detalló.

Al pie de El Espartillo estaba el helipuerto improvisado que instalaron las autoridades esperando lo que encontraran los rescatistas y voluntarios.

Detrás del capitán Díaz, todos los socorristas bajaban con la misma realidad: no quedó nada. “El impacto destrozó todo…” Los restos de la aeronave y de los ocupantes estaban esparcidos en un radio de 500 metros.

A José Hernández le tocó ayudar también. No sabía nada de socorrismo, pero recuerda que cuando dijeron que había ocurrido un accidente, él y un par de amigos se fueron hasta el lugar. Las ganas de ayudar le corrían por la sangre. Fue uno de esos que se apareció en la vereda Campo Alicia a ofrecer sus manos. “Recuerdo que los primeros en salir esa madrugada fueron los especialistas, pero luego a todos nos tocó subir. El frío era terrible, y los abismos daban aún más escalofríos. Pero peor fue la escena que uno se encontró en el sitio del accidente. Era un espacio donde se respiraba el dolor, el dolor de ver tantos cuerpos hechos nada. Lo único completo eran algunas ropas, pero de resto todo quedó hecho migajas”, recordó.

Hernández solamente subió en una oportunidad, porque la fatiga y el cansancio le ganaron. 

“Había mucha gente que no era especialista, como yo, ayudando. Cargando bolsas, marcando bolsas, recogiendo identificaciones, apilando pertenencias, buscando algún indicio de vida… Yo tuve que buscar identificaciones, y ayudar a uno que otro socorrista metiendo partes de cuerpos en las bolsas negras”, precisó. “Nada más duro que eso. Ver y sentir cómo, en segundos, esas personas pasaron a ser nada, simplemente piezas que identificar dentro de una gruesa bolsa negra. Hubo gente que lloró al llegar allí, otros a los que la adrenalina solo los hacía moverse buscando y buscando. Yo le pregunté al socorrista que estaba ayudando ¿qué hago? Y él me dijo: empiece por buscar identificaciones mijo, si encuentra alguna parte de algún cuerpo me avisa”, relató.

Cuenta que solo halló un par de ropas y maletas destrozadas, pero que al finalizar la jornada le tocó ponerse guantes y ayudar a meter partes de cuerpos. “Uno se tiene que hacer el fuerte en ese momento. Yo pensaba, ¿por qué me metí en esto? Pero ya estaba en pleno cerro, empecé a agarrar piernas y a meterlas sin miedo. Pensaba en los familiares esperando reconocer a sus seres queridos. Todo lo que se llevara en esas bolsas podía ayudar”, contó. 

Los helicópteros se empezaron a ver en Cúcuta el día siguiente del accidente, ya en la tarde. Entraban al antiguo estadio General Santander cada cierto tiempo.

Manuel Rodríguez, cucuteño, tenía 17 años cuando ocurrió el siniestro, y recuerda claramente cómo él y sus amigos del Instituto Nariño se escapaban a la salida de clases para ver qué pasaba en el estadio. 
 
“La curiosidad nos tocó a mí y cuatro amigos… Todos hablaban del accidente y de los muertos, y como muchacho, al fin queríamos ver qué había en el estadio. Al salir de clases nos acercamos hasta allí, pero había muchos policías, militares por todas partes; aún así logramos colarnos por una de las puertas. Fue impresionante lo que vimos. En la parte de abajo de las graderías tenían puestos en hileras brazos, piernas, manos, torsos, pies. Qué impresión tan fuerte, era mucha la cantidad de restos que tenían allí apilada”, relató Rodríguez.
 
“Al ver eso, todos salimos corriendo, no volvimos al estadio. Pero en esos días, en Cúcuta todos hablaban del accidente del cerro en El Zulia. Al estadio veíamos entrar ataúdes, y entraba y salía gente llorando. Era un caos”, rememoró.  

Difícil fueron las labores de búsqueda. El cerro escarpado tiene casi dos mil metros de altura (6.500 pies). Todo en Cúcuta y en el departamento giraba en torno a la tragedia. 

El capitán de los bomberos recuerda: “Allí vimos cómo en medio de la desgracia, la tragedia y el dolor, el pueblo de Cúcuta y Norte de Santander se unió para superar este accidente. Fue un momento duro, uno de los más difíciles que ha pasado el departamento, pero donde las muestras de solidaridad y respaldo no se hicieron esperar”.

Datos del accidente

Día: 17 de marzo de 1.988.

Hora del despegue: 1:14 p.m.

Hora del accidente: 1:18 p.m.

Lugar: Cerro El Espartillo, vereda Campo Alicia, municipio El Zulia (6.500 pies de altura).

Avión: Boeing 727

Aerolínea: Avianca

Registro del avión: HK-1716 

Víctimas: 138 personas

Salida: Aeropuerto Camilo Daza

Destino: Aeropuerto Internacional Rafael Núñez, Cartagena de Indias

Datos de la aeronave: Construida en 1966 y con 43.848 horas de vuelo.

Datos de Vuelo: 28 grados centígrados de temperatura, visibilidad de 8 mil metros, cielo parcialmente cubierto por humo, vientos de 15 nudos, humedad relativa de 71 por ciento.

Entre las víctimas: Había 63 deportistas que participarían en los Juegos Interdistritos de Ecopetrol.

Causas del accidente: Falla en el servicio de la Aeronáutica Civil, porque los controladores aéreos autorizaron al piloto a despegar visualmente, sin apoyo de los instrumentos, pese a las condiciones atmosféricas. La aerolínea también resultó en parte responsable, porque según las conclusiones de la investigación, en el momento, el comandante de la nave estaba distraído atendiendo a personas ajenas en cabina y dejó el control de la operación al copiloto. 

Keila Vílchez B.

keila.vilchez@laopinion.com.co

Periodista de la sección Metrópolis de La Opinión.

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad
Colombia
Artículo

Vicepresidenta defiende que Venezuela mantenga tradición democrática

Durante la conmemoración del bicentenario del Congreso de Angostura.

Colprensa
Región
Artículo

Emergencia: hay petróleo en 125 kilómetros del río Catatumbo

En lo corrido de 2019, se ha registrado un atentado al oleoducto por semana.

Mario Franco / La Opinión
Publicidad
Frontera
Artículo

Ayudas de Puerto Rico para Venezuela llegan a centro de acopio en la frontera

El camión cargado tuvo como destino final el puente internacional Tienditas.

Archivo
Vida y salud
Artículo

Fundación Messi ayudará a investigar el cáncer infantil en Argentina

Cada año en Argentina se diagnostican entre 1.300 y 1.400 casos de cáncer en niños.

AFP
Publicidad
Fútbol
Artículo

Barcelona renueva a Valverde por una temporada

La firma del contrato estaba prevista para este viernes en el Camp Nou.

AFP
Colombia
Artículo

Por contaminación del aire, en Bogotá extienden pico y placa al fin de semana

Buscan mejorar los indicadores de la calidad de aire.

Colprensa
Publicidad
suscripciones
Publicidad
+ Deportes
Artículo

Con Bob Jungels como líder, llega la montaña al Tour Colombia

El domingo finalizará la carrera con la subida de 18 kilómetros a Palmas.

Colprensa
Colombia
Artículo

Fiscalía pidió 35 años de prisión para el exalcalde Samuel Moreno

Por su responsabilidad en sobornos a cambio de adjudicación de contratos. 

Colprensa
Publicidad
Frontera
Video

Maestros caminaron hasta la frontera para apoyar ingreso de la ayuda

La presencia de los educadores ocasionó el bloqueo del paso internacional por algunos minutos.

Venezuela
Artículo

Maduro califica ayuda humanitaria como "migajas" de "comida podrida"

El presidente culpó de la escasez de alimentos y medicinas que agobia al país a la "guerra de la oligarquía".

AFP
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.