Escuchar este artículo

El edificio de SENDAS

Sábado, 12 de Marzo de 2022
Se trató de una de las banderas de mayor resonancia emprendidas durante el gobierno del general Gustavo Rojas Pinilla./Foto: Gumersindo Cuéllar.

La Secretaría Nacional de Asistencia Social <SENDAS>, fue una de las banderas de mayor resonancia emprendidas durante el gobierno del general Gustavo Rojas Pinilla. La idea de su implementación nació luego de la visita que la hija del general Rojas Pinilla hiciera a Argentina en febrero de 1954,  por invitación del entonces presidente Perón, para conocer de primera mano el funcionamiento de la Fundación Eva Perón, que en sus inicios, a mediados de 1948, se llamó Fundación de Ayuda Social Evita Duarte de Perón.

Lea aquí: El legado de la Carta de Jamaica, escrita hace 206 años

El gobierno colombiano quiso adoptar una política similar y por ello estableció que los objetivos de SENDAS fueran los de organizar y dirigir el Servicio Cívico Social Femenino; fomentar y reglamentar el ejercicio de la enfermería y de la Asistencia Social; cooperar con las instituciones oficiales y privadas de previsión, seguridad y de asistencia social; organizar instituciones oficiales de bienestar social y de beneficencia y dirigir sus actividades hacia la protección integral de la maternidad, de la niñez, de la juventud y de la ancianidad.

Era de hecho una institución completamente nueva, nacional y auténtica  y que sus programas habían sido inspirados en las doctrinas sociales de la Iglesia Católica; sus directivos siempre fueron vehementes en recalcar que era una institución apolítica y de carácter social que no pretendía competir ni sustituir a otras existentes en el país. Cuando se creó oficialmente, por medio del decreto 2675 del 9 de septiembre de 1954, nombrose como directora a la Primera Dama, quien a los pocos días cedió la dirección a su hija María Eugenia Rojas, la muy conocida ‘Capitana’ o la ‘Nena’, como cariñosamente le decían las gentes del pueblo.

Lea además: La historia del pujante ferrocarril

En su época SENDAS, fue una institución tanto elogiada como criticada. En el Norte de Santander nombró 21 comités filiales que eran los encargados de la distribución de todos los recursos y de la conformación de alianzas con otras instituciones filantrópicas, de similares objetivos que no tuvieron el recibo esperado, entre otras razones, porque quisieron desde el comienzo de sus actividades atribuirse logros  que desarrollaban instituciones como la UNICEF y el CARE, siendo estas resultado de acuerdos realizados con gobiernos anteriores. La institución duró apenas tres años –de 1954 a 1957- pero sentaría las bases para la posterior creación del Instituto de Bienestar Familiar durante el gobierno de Carlos Lleras Restrepo.

En Cúcuta, a pesar del entusiasmo del gobernante militar por mostrar su interés en las varias obras que prometió, la presencia de SENDAS tuvo más retrasos de los esperados, empezando porque sólo se comprometió la construcción de un edificio que albergara la sede de la institución a mediados de 1956, a escasos meses de la terminación de sus actividades, por razones de todos conocidas.

A comienzos de 1955, la ‘Capitana’ María Eugenia Rojas, había asumido la dirección de la Secretaría, como había sido su intención desde que regresó de su viaje al país austral, posesión que se atrasó debido al compromiso de matrimonio que se había pospuesto en espera de su retorno, por esa razón, su madre Carola Correa de Rojas asumió el encargo.

Entérese: Hace 170 años donaron terrenos de Juan Atalaya

Transcurridos los primeros meses de ese año, ya desposada con el político conservador Samuel Moreno Díaz y habiendo asumido con plenitud de poderes las riendas de la Secretaría Nacional de Asistencia Social, le comunicó a los miembros de los Comités Filiales de Cúcuta  la construcción de un edificio propio y adecuado que sirviera para concentrar todos los servicios asistenciales para los niños desvalidos y las gentes de menores recursos y aseguró que para finales de ese año o a más tardar a comienzos del siguiente, el edificio será una realidad, pues se construiría con rapidez y sería entregado para su disfrute a la mayor brevedad.

Con la colaboración del Instituto de Crédito Territorial <ICT> se logró la entrega de un lote de terreno en la urbanización COLPET, para la construcción del Centro Asistencial de Protección Infantil. Durante el año largo que estuvo en servicio y en años posteriores tuvo más recordación como SENDAS que como Centro Infantil, incluso hasta hace poco tiempo todavía se observaba en el frontis de su entrada el aviso puesto desde su inauguración permaneciendo algún tiempo más, después de asumir su dirección el ICBF. 

La actividad de SENDAS continuó desarrollándose e la ciudad con vehemencia, como era el sello que le imprimió su directora. A finales de 1955 la institución envió a la ciudad los equipos de dotación para los llamados Parques SENDAS que se instalarían en los 34 municipios del departamento.

Conozca: 75 años del fin de la Segunda Guerra Mundial

El Parque correspondiente a la ciudad de Cúcuta, fue instalado como parte del Centro Infantil y se esperaba fuese inaugurado por su directora en abril de 1956, como planificó desde comienzos de ese año.

Para el sábado 14 de abril se programó en detalle la visita de la directora María Eugenia Rojas de Moreno Díaz como era el protocolo de la época. Ese día sería recibida en el Aeropuerto Cazadero a las 11 a.m. por las autoridades civiles, eclesiásticas y militares, con bandas de guerra y comisiones especiales de damas y caballeros para emprender un desfile hacia el centro de la ciudad hasta la casa del gobernador Rivera Laguado donde se alojarán. Seguidamente almorzarían en los comedores del Batallón de Infantería Santander No.15 y posteriormente realizarían visitas a las instituciones de asistencia social de la ciudad.

El día terminaría con un coctel bailable en las instalaciones del Club Tennis. Al día siguiente se realizarían los homenajes de la comunidad y de las autoridades a la directora y se inauguraría el Centro Asistencial de Protección Infantil. El lunes 16 de abril se programó una visita a la ciudad de Pamplona donde se harían actividades similares de visita a instituciones de Asistencia Social, para regresar a la capital una vez retornara a Cúcuta.

Lea además: Eustorgio Colmenares, una vida de aciertos afortunados

Sin embargo, ninguna de estas actividades pudo realizarse pues para esos días los esposos Moreno Rojas tuvieron que viajar inesperadamente al exterior, quedando aplazada indefinidamente su visita a Cúcuta, y ‘colgados de la brocha’ como se dice coloquialmente, los organizadores.

Hoy, la construcción permanece a disposición de la comunidad y es un Jardín infantil llamado Santa Teresita. En una breve plática con una de las religiosas de ‘La Obra Misionera de Jesús y María’, comunidad que recibió el encargo de su manejo me comentó que su congregación había sido vinculada a la institución desde la época de SENDAS y continuaban con su sagrada misión asistencial  de protección a los niños. Las religiosas exhiben como su máximo orgullo a la Beata María del Pilar Izquierdo de quien esperan sea llevada a los altares para invocar su protección, sapiencia y ecuanimidad.


Redacción
Gerardo Raynaud D.
gerard.raynaud@gmail.com

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda