Noticias de 1941 (2)

Sábado, 5 de Junio de 2021
Los Trovadores de América, la simpática pareja de artistas mexicanos que hizo por unos breves días, las delicias del público.

Por: Gerardo Raynaud D. | gerard.raynaud@gmail.com

Los cuarenta fueron años de mucha actividad a nivel mundial, debido a la guerra que se venía desarrollando en Europa, lo que suscitaba problemas de escasez y desabastecimiento en todo el planeta. Por esta razón, el desplazamiento entre el nuevo y el viejo mundo, tanto para personas como para las mercancías era cada día menor, de manera que se debían aprovechar al máximo los recursos disponibles en el continente americano. Las actividades artísticas y deportivas que antes podían presentarse en los escenarios de ambos lados del Atlántico, ahora debían aprovechar las oportunidades que les brindaban los países, sobre todo de la América del Sur. 

Así pues, en una de esas correrías que nuestros artistas americanos, presentaban en las principales ciudades del continente, llegó a la ciudad una pareja de artistas mexicanos, que como bien sabemos, hacían escala obligada para poder continuar su periplo hacia las demás naciones del subcontinente. Antes de finalizar 1941, llegaron a esta ciudad los reconocidos Trovadores Americanos, una pareja de artistas autóctonos de las tierras mexicanas.

Decían los artículos de prensa sobre estos artistas que deambulando por los tablados de América, como por los lienzos cinematográficos, México ha impuesto un estilo y un ambiente a la canción criolla y los aires populares del trópico, alegres o melancólicos según se acompañen en la cuerda del sol o en el sostenido de las cigarras, se hacen más nuestros en estas gargantas mexicanas que libres de toda infiltración cosmopolita, traducen con auténtico sabor racial la sensibilidad exquisita del alma hispano indígena. 

Nos sugieren estos conceptos, los Trovadores de América, la simpática pareja de artistas mexicanos que hizo por unos breves días, las delicias del público bumangués, en el Teatro Garnica, uno de los recintos culturales más tradicionales de esa ciudad y hoy, como nuestro Guzmán Berti, echado al olvido, derrumbado y enterrado en el rincón de los recuerdos. Después de esas presentaciones emprendieron su jira artística por las tierras norteñas. Este dueto, formado por artistas de nota en la música ligera de la revista y de la opereta, antiguos compañeros de la deliciosa Lupe Rivas, recibe aplausos tan sinceros como merecidos. Quienes cultivan con éxito reconocido el repertorio de los compositores mexicanos, saben también, correspondiendo al nombre que usa para su publicidad teatral, cultivar con no menos brillo y fortuna, ls demás aires populares americanos que se encuentran en la música azteca una de sus mejores culminaciones. 

Los Trovadores de América, eran los hermanos Josefina y Alberto Contreras, embajadores del arte folclórico latinoamericano, reconocidos como los estilistas de la canción típica de los países del Centro y Suramérica, ya conocidos entre nosotros por los elogiosos comentarios que los principales periódicos del extranjero han hecho de su arte y conocidos en todo el continente.

Precedidos de ruidosos éxitos en los grandes teatros de Europa y del sur del continente, en particular en Buenos Aires, Santiago y Lima, en donde interpretaron, tangos, boleros, rumbas, cuecas, chacarreras y todos los aires musicales propios de cada país. En las diferentes ciudades donde se presentaron en Colombia, demostraron sus habilidades musicales cantando los ritmos populares nuestros que ahora serán presentados en la Perla del Norte. 

Llegaron a Cúcuta en la primera semana de octubre y debutaron en el Teatro Santander el viernes 3 a las nueve de la noche y su debut estará combinado con la grandiosa superproducción protagonizada por las hermanas Lane, titulada Las Cuatro Esposas, una verdadera noche de cine y variedades aprovechando la primera noche del fin de semana, toda una novedad a la que estaba acostumbrado el público del Teatro Santander.

Otra noticia que trascendió, esta vez en los deportes. Se trató de la contratación de un entrenador de futbol, como director técnico del equipo que representaría al departamento en los V Juegos Atléticos Nacionales que se celebrarán en la ciudad de Bucaramanga. El gobierno departamental, adelantó todas las gestiones tendientes a negociar con un verdadero conocedor del deporte del balompié, su vinculación para que este deporte resaltara en los próximos Juegos Nacionales.

El escogido fue el jugador ecuatoriano Eloy Antonio Ronquillo, de 25 años, natural de la ciudad de Guayaquil. Se inició como jugador en 1930 integrando el equipo ‘Panamá Sporting Club’ de segunda categoría, en la posición de ‘back derecho’, hoy asimilada como ‘defensa’, logró su ascenso a la primera categoría después de una exitosa campaña, en 1933. En 1938 fue seleccionado por la Liga Nacional del Ecuador como integrante del equipo que concurrió a los Juegos Bolivarianos que se realizaron en Bogotá  con motivo del cuarto centenario de su fundación. A finales de ese mismo año asistió como espectador al campeonato chileno de futbol, donde ya se vislumbraba su predisposición a la dirección técnica. En el 39, participó en el XII Campeonato Suramericano integrando la selección de su país, en la ciudad de Lima, y en ese mismo año, anduvo de gira con su club ‘Panamá Sporting Club’, en Cali. Encantado de la ciudad, con cuatro de sus compañeros de equipo se quedó para conformar el equipo que se llamó ‘Motorista’ que 
en los ocho meses de vida se mantuvo invicto en la región del Valle del Cauca, hasta que a finales de ese año fue llamado para integrar el cuadro de Los Millonarios, en plena época de ‘El Dorado’. En el equipo capitalino militó  hasta cuando fue tentado por el gobierno regional.

En la primera entrevista con los medios, declaró que viajará a Bucaramanga con el equipo ‘motilón’ como siempre optimista, con la certeza de que el equipo rendirá sus máximos esfuerzos para que la afición del departamento se sienta orgullosa que la hayan representado como se merecían, y agregó que lo único que esperaba de  los jugadores del seleccionado era que llevaran en alto el estandarte del deportista disciplinado. Agradeció la magnífica acogida que le brindó  la afición local, así como las palabras del presidente de la Liga de Futbol y el apoyo que desde el primer momento le ofreció el Presidente de la Comisión Departamental de Educación Física. Terminó la entrevista enviando un saludo a la prensa, a la afición cucuteña, a las ligas de los otros deportes y al gobierno departamental. Lo que nos queda en el tintero es conocer los resultados de la participación del equipo en este campeonato. Les queda de tarea, mis lectores.

Image
La opinión
La Opinión