Escuchar este artículo

En la recta final de la NBA, todo puede pasar

Lunes, 14 de Septiembre de 2020
Revisamos quién tiene más opciones de consagrarse campeón.

La NBA encara su recta final y vamos a tratar de discernir quién es el equipo que, a priori, cuenta con más opciones de llevarse el gato al agua y consagrarse como campeón este año.

Muchos son pronósticos de la NBA que sitúan a Los Ángeles Clippers como favorito para llevarse el anillo a casa y tienen sus motivos. En primer lugar cuentan con una de las plantillas más amplias y profundas de la liga, contando con, quizás, el mejor banquillo de la liga. El tándem Harrell-Williams (entre ambos suman los tres últimos premios al 6º hombre de la liga) garantiza una segunda unidad que decide los partidos. Por otro lado, la fortaleza física y la altura de la plantilla les permite realizar cambios en el marcador de manera efectiva y así conseguir una defensa asfixiante. También cabe destacar a Paul George, una estrella de la liga con un gran talento tanto para anotar como para frenar a jugadores rivales. Y por último, la guinda del pastel, la “Garra” Kawhi Leonard, MVP de las finales del año pasado con Toronto, quien tratará de llevar al hermano “pobre” de Los Ángeles a lo más alto por primera vez en su historia.

Siguiendo con la conferencia del oeste, los principales competidores de los Clippers son sus vecinos de Los Ángeles. Los Lakers cuentan con una plantilla extraordinaria, destacando una rotación interior muy potente con jugadores con una enorme capacidad de intimidación.

Su única desventaja puede que la encuentren en la línea de tres debido a la falta de más tiradores fiables. Pese a esto cuentan con dos de las mejores individualidades de la liga. Por un lado, Anthony Davis, mejor ala-pívot del mundo. Por sus condiciones es clave en un posible choque frente a Clippers por la falta de hombre altos capaces de frenarle en la pintura. Finalmente está Lebron y qué se va a decir de Lebron. Jugador generacional, mejor alero de la historia y capaz de decidir eliminatorias con su mera presencia. Pese a sus 35 años sigue estando en la cima de la liga y buscará ganar su 4º anillo a toda costa. 

Respecto a la conferencia este, la situación está mucho más abierta. Por un lado, Boston y Toronto se disputan un puesto en la final de conferencia. Se espera que los Celtics acaben doblegando a los actuales campeones. Boston cuenta con una plantilla amplia y joven con mucha hambre de triunfos. Aunque estos no sean considerados superestrellas de la liga, sí cuentan con jugadores en progresión como Tatum, que se le augura un futuro como estrella. Cuentan también con Jaylen Brown, jugador muy completo, con Marcus Smart, al que muchos temen como a un perro de presa y con Walker, un closer perfecto para finales de partidos ajustados. Todas las piezas encajan en el sistema de juego medido y estudiado por Brad Stevens uno de los mejores entrenadores de la NBA actual.

En la otra semifinal que se está jugando, Milwaukee partía como favorito de la conferencia del este, pero se han topado con Miami, y los tienen contra las cuerdas. Los Heat a pesar de que no cuentan con mucho talento individual, a excepción de Jimmy Butler, son muy duros en defensa y gracias al sistema de Eric Spoelstra son unos de los equipos más incómodos para jugar en contra. En la eliminatoria se están encargando de frenar a Giannis entre Adebayor, Butler, Crowder e Iguodala frenándole en sus intentos de buscar la pintura y cerrando las posibilidades de pase a triples abiertos, y si a Milwaukee le minimizas a “Greek Freak”, el sistema se tambalea.

En la final de esta conferencia se plantea a priori una serie preciosa entre Miami y Boston. Dos equipos muy duros, muy bien entrenados y con unas ganas inmensas de ganar. El duelo Tatum vs Butler va a dar momentos inolvidables.

Para terminar, queda analizar la posible final de la NBA. Se espera que sea cual sea la situación en ambas conferencias el favorito al anillo saldrá del Oeste, más en concreto de Los Ángeles, ya que a priori, no hay equipo en el Este con capacidad de compararse ni con Lakers ni Clippers. Aún así, en la NBA todo puede pasar, por lo que tendremos que ver hasta el último partido para conocer al siguiente campeón de la mejor liga de baloncesto del mundo. 

Image
Aliado Estratégico
Contenido patrocinado