CES, el mayor salón de la electrónica de consumo, se convierte en virtual

Martes, 12 de Enero de 2021
La mayor feria anual de electrónica de consumo y start-ups.

La edición 2021 del Consumer Electronics Show (CES), la mayor feria anual de electrónica de consumo y start-ups, arrancó el lunes, después de un año marcado por la explosión de tecnologías en la vida diaria debido a la pandemia y las medidas de confinamiento. 

"Si creyéramos en las teorías de la conspiración, podríamos pensar que empresas del sector conspiraron para inventar el covid-19 para forzar la transformación digital de los consumidores", bromeó David Myhrer, analista de IDC, en una conferencia de prensa sobre las nuevas tendencias. 

Habló desde su sala de estar, como muchos otros oradores, ya que el CES se llevará a cabo por primera vez completamente en línea, lejos de los casinos de Las Vegas, la ciudad que tradicionalmente lo alberga. 

El formato virtual parece haber desanimado a muchos participantes: se han inscrito 1.800 expositores, frente a los 4.000 de la edición de 2020. 
Sin embargo, el año pasado ha sido extremadamente beneficioso para esta industria. 

Los consumidores "no han tenido más remedio que adoptar las tecnologías", insistió Myhrer, que prevé una mayor transformación de los hogares en torno a las necesidades profesionales y personales. 

"Estamos viendo la aparición de un espacio" en la casa dedicado a la videoconferencia, "que puede ser utilizado por diferentes miembros de la familia", apunta. 

Según su firma, el 64,4% de los hogares estadounidenses tienen al menos un aparato "inteligente", es decir conectado a Internet, como televisores o altavoces activados por voz.

 'Covid tech' 

Después de la "health tech" (tecnología de la salud), muy presente en la edición pasada, esta vez es la "covid tech" la que destaca, con termómetros conectados y robots desinfectantes para oficinas y otros lugares públicos. 

"Los artículos que fueron considerados curiosos el año pasado, como los purificadores de aire personales, se tomarán mucho más en serio este año", señala el analista independiente Richard Windsor, autor del blog Radio Free Mobile. 

Muchas start-up buscan satisfacer las necesidades de las empresas que desean reabrir sus instalaciones y crear las condiciones para una "nueva normalidad". 

La californiana mAIrobotics, por ejemplo, ofrece cámaras capaces de escanear una habitación para tomar la temperatura de todos los presentes, pero también de detectar el no uso de mascarilla o incumplimiento del distanciamiento social.

Otros dispositivos tienen como objetivo ayudar a sobrellevar el aislamiento que imponen los encierros por el coronavirus, incluidos robots de compañía y sistemas de monitoreo para personas mayores que viven solas.