La pandemia de coronavirus ha acelerado la innovación en el ámbito económico

Viernes, 20 de Noviembre de 2020
Colombia es un país que está abierto a inversionistas y tiene un alto nivel de emprendimiento e innovación.

En el marco del evento ‘Desafiando la sabiduría convencional: Rompiendo las barreras regulatorias hacia la innovación’, organizado por The Economist, se reunieron varios expertos a discutir sobre el reto que tienen los reguladores para garantizar que el entorno comercial y regulatorio satisfaga la disrupción y promueva un pensamiento innovador basado en hechos y evidencia.

Dentro de los invitados estuvo Lucie Claire Vincent, presidenta de Philip Morris International (PMI) para el Cluster Andino; Diego Molano, exministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones; Víctor Muñoz, Consejero Presidencial para Asuntos Económicos y Transformación Digital y Rodrigo Riaza, Analista de Investigación de The Economist Intelligence Unit (EIU). 

Las principales conclusiones del evento fueron

1. El coronavirus ha acelerado la innovación

La pandemia global del coronavirus ha impactado radicalmente industrias y economías y Colombia no es la excepción. Si bien el aumento del gasto gubernamental ha puesto al país en camino a recuperarse de la crisis, las antiguas formas de hacer negocios han dado lugar a un pensamiento más innovador para que Colombia logre prepararse con éxito para un futuro brillante.

Por ejemplo, en cuanto a salud, los hospitales se han ido modernizando para ser inteligentes y en muchos ya se observa que las historias clínicas son electrónicas. De igual forma, empresas como PMI, han acelerado su desarrollo de nuevas tecnologías que impactan de forma positiva la salud pública. 

Un ejemplo claro es el IQOS, un dispositivo electrónico que calienta tabaco y está dirigido para los fumadores adultos que quieren continuar consumiendo nicotina, pero a través de una mejor alternativa en comparación con el cigarrillo. Recientemente, la comercialización de este producto con información de riesgo modificado fue autorizada por parte de la FDA en Estados Unidos. 

En ese sentido, el exministro Diego Molano afirmó que Colombia debe mirar las prácticas globales y apropiarlas y hacerlas realidad en el mercado colombiano.

“La humanidad cambiará más en los próximos 20 años de lo que ha cambiado en la historia. Si queremos estar a la vanguardia, la regulación debe ir al mismo ritmo que la tecnología”, afirma Molano.

2. Los reguladores deben garantizar un entorno que promueva el pensamiento innovador 

Los marcos regulatorios en Colombia en su mayoría son del siglo pasado y necesitan un nuevo aire. Estos deben estar centrados en el consumidor para que los ciudadanos se sientan satisfechos en una nueva realidad de la economía digital. 

“La regulación deja de ser estática y pasa a ser como un algoritmo que es dinámico y se ajusta a medida que la realidad cambia”, afirmó el exministro Molano.

Adicionalmente, para que Colombia sea campeón y genere nuevos empleos debe haber una nueva ola regulatoria que promueva y acelere la innovación. 

A esto, Lucie Claire Vincent, presidenta de PMI para el Cluster Andino, afirmó que los reguladores deben apoyarse en la ciencia para lograr que la innovación y la regulación vayan de la mano. Para ello, el Gobierno debe dedicar tiempo para revisar la información científica y técnica para que tengan en cuenta los mejores productos y servicios para el ciudadano. 

Gracias a la ciencia y la tecnología, hoy existen categorías de productos emergentes, como los dispositivos que entregan nicotina sin combustión, que, al representar un menor riesgo para la sociedad, merecen marcos regulatorios específicos y diferenciados, que no sólo permitan informar a los ciudadanos sobre su modo de uso, riesgos y potenciales daños, sino también que permitan su acceso.
 
Adicionalmente, Víctor Muñoz, consejero presidencial para Asuntos Económicos y Transformación Digital, comentó que también es necesario que el Gobierno cree leyes que permitan atraer masivamente el talento capacitado.

3. Las empresas deben contribuir al crecimiento a través de la innovación

Un ejemplo de crecimiento a través de la innovación ha sido Philip Morris International, quien hace más de una década se embarcó en una tarea disruptiva: en un plazo de 10-15 años la compañía dejará de vender cigarrillos. 

Esto a través de la inversión en ciencia y tecnología para la creación de un portafolio de productos que entregan nicotina sin combustión, como IQOS, y que, al no quemar el tabaco, reducen en promedio un 95% de los niveles de los químicos nocivos o potencialmente nocivos, en comparación con el cigarrillo1. 

Este tipo de innovaciones deben darse a conocer y el marco regulatorio debe tener en cuenta sus particularidades y a su vez, diferencias con el cigarrillo en términos de perfil de riesgo. 

Para esto es importante generar espacios de colaboración y conversación en la esfera pública y en los espacios regulatorios para que los ciudadanos, en especial los fumadores adultos, puedan acceder a información de estas alternativas y tomar decisiones informadas.

La presidenta de PMI afirmó que “Colombia siempre ha sido un mercado de gran oportunidad porque está abierto a inversionistas y tiene un alto nivel de emprendimiento e innovación. Por eso, en 2017, decidimos que Colombia sería el pionero en Latinoamérica en comercializar IQOS y a su vez, en iniciar la construcción de un mundo libre de humo de la mano de la ciencia, la innovación y la tecnología”.

Philip Morris International: entregando un futuro libre de humo

Philip Morris International (PMI) está liderando una transformación en la industria tabacalera para crear un futuro libre de humo y, en última instancia, reemplazar los cigarrillos por productos libres de humo en beneficio de los adultos que de otro modo seguirían fumando, la sociedad, la compañía y sus accionistas.

PMI es una compañía tabacalera internacional líder, dedicada a la fabricación y venta de cigarrillos, así como productos libres de humo y dispositivos y accesorios electrónicos asociados, y otros productos que contienen nicotina en mercados fuera de los Estados Unidos. 

Además, PMI una versión de su dispositivo IQOS Plataforma 1 y sus consumibles autorizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos a Altria Group, Inc. para su venta en los EE.UU. bajo licencia. 

PMI está construyendo un futuro en una nueva categoría de productos libres de humo que, si bien no están libres de riesgos, son una opción mucho mejor que seguir fumando. A través de capacidades multidisciplinarias en el desarrollo de productos, instalaciones de última generación y fundamentación científica, PMI tiene como objetivo garantizar que sus productos libres de humo cumplan con las preferencias de los consumidores adultos y los rigurosos requisitos regulatorios. 

El portafolio de productos IQOS libres de humo de PMI incluye productos que calientan y no queman y productos de vapor que contienen nicotina. Al 31 de marzo de 2020, PMI estima que aproximadamente 10,6 millones de fumadores adultos en todo el mundo ya han dejado de fumar y se han cambiado al producto que calienta y no quema de PMI, disponible para la venta en 53 mercados en ciudades clave o a nivel nacional, bajo la marca IQOS. 

Con información de Philip Morris International