Escuchar este artículo

20 años de cárcel por crimen de celador de hace 12 años

Viernes, 11 de Noviembre de 2016
José de los Ángeles Lizcano, desmovilizado de las Auc, fue culpado del homicidio ocurrido en Juan Frío.

Como coautor del delito de homicidio en persona protegida, el Juzgado Cuarto Penal del circuito de Cúcuta condenó a 20 años de prisión a José de los Ángeles Lizcano, ‘Arbeláez’.

Este hombre, desmovilizado del Frente Fronteras del Bloque Catatumbo de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), está implicado en la muerte del vigilante Gerson Agudelo, ocurrida hace 12 años.

El hecho tuvo ocurrencia el 29 de abril de 2004, cuando Agudelo, operario de campo del Instituto Técnico Agropecuario del corregimiento de Juan Frío, en Villa del Rosario, se disponía a regresar del trabajo a su residencia y dos personas en motocicleta lo mataron.

Al proferir sentencia, el juez, con base en la investigación adelantada por la Dirección de Fiscalía Nacional Especializada Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, impuso, contra Ángeles Lizcano, la inhabilitación de derechos y funciones públicas por un tiempo de 20 años.

Gerson Agudelo trabajó como celador y auxiliar en el cultivo de cachamas en el instituto durante varios meses.

Los hechos

Las autoridades establecieron que Gerson Agudelo estaba en el plantel cuando dos sujetos, que se movilizaban en una Yamaha DT, llegaron hasta el lugar.

El parrillero sacó una pistola y comenzó a dispararle. El vigilante recibió nueve impactos de bala y falleció instantáneamente. Los motorizados huyeron después de cometer el crimen.

Para la época, el homicidio de Gerson Agudelo fue relacionado con el asesinato (siete días antes) del profesor Juan José Guevara Maturana, ocurrido el 23 de abril, en un aula del mismo centro educativo.

El profesor terminó clase, a las 4:00 de la tarde, y preparaba las tareas del día siguiente cuando fue sorprendido por los sicarios. Guevara Maturana había sido trasladado desde Arauca por amenazas contra su vida.

Testimonios

En una reciente audiencia, en la que fueron escuchados dos exparamilitares del Frente Fronteras, ambos coincidieron en señalar que la orden de matar al profesor y al vigilante fue dada por Armando Rafael Mejía Guerra, ‘Hernán’, tristemente célebre por el terror que infundió como comandante en Villa del Rosario y quien fue asesinado el pasado mes de septiembre en el barrio Gaitán de Cúcuta.

Según sus testimonios, después de ‘Hernán’ seguía en el mando ‘Arbeláez’ y entre sus superiores estaban Jorge Iván Laverde Zapata ‘El Iguano’, además de  Armando Alberto Pérez Betancourt, ‘Camilo’, a quien Carlos Castaño y Salvatore Mancuso le encomendaron la tarea de tomarse varias regiones de Norte de Santander, dominadas por las Farc y el Eln.

“La muerte del profesor Maturana fue porque nos tenía una persecución, echándonos a la Policía, el Ejército y denunciándonos a todo momento. También conocimos que él era ideólogo del Frente Décimo de las Farc de Arauca”, señaló ‘Hernán’ el 14 de julio de 2009, ante la Fiscalía 79 Especializada de Bucaramanga.

Respecto al asesinato del vigilante, los exparamilitares dijeron que fue producto de la “rabia” que le produjo la muerte del profesor y que, según ‘Hernán’, por esta razón “les echaba la Policía a cada rato”. Situación que condujo finalmente al crimen.

Por la muerte del profesor Guevara ya fue condenado Yovanis Enrique Herazo Buelvas, ‘Jerry’, a 163 meses de prisión.

Image
La opinión
La Opinión