Escuchar este artículo

Acribillaron a hombre frente a su hija

Lunes, 1 de Octubre de 2018
Un desconocido ingresó hasta el interior de la vivienda y le disparó.

Siete disparos le propinaron a Argiro de Jesús Macías Uribe, de 40 años, en la sala de su casa frente a su hija, de 16 años. El hombre quedó muerto frente a la adolescente, que cosía una prenda ajena, y mientras conservaba con ella fue sorprendido por un motorizado que ingresó hasta el interior de la vivienda, sacó el arma y le disparó sin decirle una palabra.

A las 7:15 de la noche, del pasado sábado, en la casa número 22-76 de la calle 19 del barrio Simón Bolívar, se registró el hecho. Macías estaba sentando en la sala acompañando a la segunda de sus tres hijos, mientras ella hacía una costura, y bromeaba por el precio que le iba a cobrar a un vecino por repararle la ropa. 

La hija de Macías pensó que se trataba de un amigo de su padre, que venía de visita a la casa. Sin embargo, cuando este sacó el arma, y empezó la balacera; la joven gritaba y de los nervios se tapó el rostro con una ponchera que había a un lado de la máquina de coser.

El homicida estacionó su moto frente a la casa y huyó en ella misma. “Se escuchó el ruido de la moto y los disparos”, dijo la esposa de Macías, Leydi María Jiménez, quien contó que la joven solo logró darse cuenta que el asesino es flaco, alto, con barba y traía un casco azul. 

El tiroteo sorprendió a los vecinos que salieron a ver qué había ocurrido y encontraron el cuerpo de Argiro de Jesús tendido en la sala, y la hija pidiendo auxilio. “Ella me dijo: ‘mamá yo no pensé que venían a matarlo’. Pero mi hija no logró a ver nada más, porque también trató de resguardarse de las balas”, detalló la esposa del fallecido.

La hipótesis del homicidio de Macías, quien según su esposa trabajaba como ayudante de construcción, es el ajuste de cuentas.

El coronel Javier Barrera, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, explicó que Argiro de Jesús Macías presentó una denuncia por amenazas en contra de un sobrino que se encuentra preso. Detalla que las razones de la intimidación es que el sobrino asegura que Macías lo había delatado y por esta razón estaba preso. “Esta es la primera hipótesis que estábamos investigando, porque como él lo denunció, estamos mirando eso de primer momento”, dijo.

La esposa recordó vagamente que la amenaza ocurrió hace dos meses, pero sostuvo que desconocía los motivos. “Dicen que supuestamente el primo está preso por extorsión y secuestro, pero nosotros no sabemos más”, aseguró la mujer, mientras esperaba por ofrecer declaraciones ante los cuerpos de investigación.

Macías era oriundo de Arenal, departamento Bolívar, pero llegó a Cúcuta hace 22 años, y un año después se casó con Jiménez. 

Igualmente estuvo privado de libertad por porte de arma de fuego y homicidio. Fue detenido por funcionarios de la Sijín en el 2012 junto con otras cinco personas, por estar involucrado en un asesinato cometido en la vereda El Helechal del corregimiento La Garita, en Los Patios.

Image
La opinión
La Opinión