Escuchar este artículo

Angustiante búsqueda de un niño

Jueves, 21 de Noviembre de 2019
“Él es muy avispado, puede que esté agarrado de alguna rama”, dice la mamá de Cristofer Adrián Díaz Rangel.

Lo que comenzó con un juego de saltar y correr bajo la lluvia, terminó con una tragedia que hoy tiene en vilo a una familia del municipio de Los Patios. 

En la mañana de ayer, Cristofer Adrián Díaz Rangel, de 11 años, jugaba frente a su casa, en el barrio Nueva Floresta. El pequeño estaba en compañía de su tía, de 5 años, y dos niños más, cuando se les ocurrió doblar la esquina de la cuadra de la casa e ir directo a una quebrada.

“Eran como las 8:30 de la mañana, en ese momento él subió al segundo piso y me dijo ‘mamá, amárreme esto’ y era  una bomba llena de agua. Le dije que se entrara, que podía resfriarse, que ya había jugado mucho. Pero, no me hizo caso”, contó ayer Yurley Rangel, la joven mamá de Cristofer.

La mujer relató que pasados cinco minutos su hermana de 5 años, llegó corriendo a avisarle que Cristofer se lanzó al agua.

“Ella me dice que Adrián se tiró al río y yo salí como loca y empecé a buscarlo y no lo encontré. Mi hermana me dijo que él les dijo a los otros niños que se lanzaran, pero a ellos les dio miedo. Sin embargo, mi hijo si pasó la baranda, se paró en una piedra y se lanzó”, contó ella, quien se metió a la quebrada y llena de barro buscó a su único hijo, hasta agotar sus fuerzas.

Cristofer, cursa quinto de primaria. Su mamá lo describe como un niño atrevido y ocurrente.

“Solo pido que no llueva más y que mi hijo pueda aparecer. Él es muy avispado y pudo trepar por algún lado, o puede que esté agarrado de alguna rama”, añadió.

Interminable búsqueda 

Algunos vecinos que se sumaron ayer a la búsqueda por toda la quebrada que desemboca al río Pamplonita, aseguraron que en ese sitio, donde el menor saltó son  necesarias unas barandas que eviten que los pequeños tengan acceso allí. 

Al cierre de esta edición, organismos de rescate buscaban a Cristofer Adrián.

Image
La opinión
La Opinión