Escuchar este artículo

Asesinan a desmovilizado de las Auc

Martes, 20 de Septiembre de 2016
Le propinaron dos disparos el lunes al mediodía en el barrio Claret.

La rutina que todos los días hacía Gonzalo Rosales Hernández, de 51 años, fue aprovechada por un homicida para asesinarlo, al mediodía de ayer, de dos disparos, en el barrio Claret.

Hernández acostumbraba a llegar a las 12:15 p.m., a la casa donde vivía con su hermana, el cuñado y uno de sus tres hijos, ubicada en la manzana 10 de este sector de la ciudadela Juan Atalaya, cuando un hombre desconocido arribó hasta el lugar y le disparó dos veces en la cabeza, causándole la muerte de manera instantánea.

Según se conoció, el pistolero llegó a bordo de una motocicleta hasta la esquina, se bajó y sin quitarse el casco de protección caminó hasta la casa donde estaba entrando la víctima, también en su moto, y lo atacó sin darle oportunidad de defenderse.

El cadáver de Gonzalo quedó tendido en el garaje de la vivienda.

Luego de cometer el crimen, el agresor huyó a bordo de la moto, de color azul.

Se desmovilizó de las auc

Según el coronel William Donato, comandante (e) de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), Gonzalo Rosales se desmovilizó del Bloque Catatumbo de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) en el 2006.

Sin embargo, tres años después fue capturado por el delito de homicidio, por lo que pagó más de siete años de prisión.

Según se conoció, desde hace más de un año salió de la cárcel.

Donato también aseguró que Rosales Hernández registra una sentencia condenatoria a 10 años de cárcel del 26 de abril de 2013, por los delitos de homicidio y porte ilegal de armas de fuego. Otra del 21 de diciembre de 2001 por hurto calificado y agravado y porte de armas, y la tercera del 20 de abril de 2015, por concierto para delinquir.

Asimismo, la víctima tenía un impedimiento para salir del país desde 1998 por porte ilegal de armas y hurto.

Rosales Hernández dejó tres hijos, entre estos un menor de 6 años, que presenció el asesinato.

Actualmente trabajaba vendiendo insumos para una finca arrocera.

Miembros del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, practicaron  el levantamiento del cadáver.

La Opinión