Escuchar este artículo

Asesinan a dos primos en el barrio Cerro Norte

Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Luis Ricardo Cardona y Juan Pablo Martínez Espinosa, quien tenía casa por cárcel, vivían en el barrio Carora.

La intriga por saber qué estaba haciendo su pareja y por qué no había llegado a la casa en la noche del sábado, hizo que la compañera sentimental de Luis Ricardo Cardona Correa lo llamara al celular y así, se enteró de una tragedia familiar.

La razón: Cardona, de 26 años y su primo Juan Pablo Martínez Espinosa, de 32, fueron asesinados a disparos cerca de la cancha de La Paz, anteriormente conocida como la cancha del Chulo, recordada por ser el escenario mortal en la época en la que los paramilitares delinquían en Cúcuta.

Sin embargo, al otro lado de la línea telefónica, una enfermera del hospital Erasmo Meoz le contó a la mujer que Cardona había llegado en un taxi al centro médico con heridas de bala.

Lea además Otra vez, San Faustino es escenario de muerte

De inmediato, ella se fue en compañía de otros parientes a buscar a su ser querido y cuando arribaron al hospital se enteraron de la muerte de Luis Ricardo. Además, descubrieron que Martínez Espinosa fue hallado muerto en Cerro Norte.

Enseguida, todo se convirtió en lágrimas, desespero y dolor familiar.

Una llamada

Según se conoció, los primos recibieron una llamada y salieron de su casa en la calle 1 con avenida 13 del barrio Carora, a las 6:30 de la tarde del sábado, sin decir para dónde iban.

“Ellos siempre salían los dos a hacer diferentes cosas, pero no sabemos qué estaban haciendo allá”, dijo una familiar de las víctimas.

Miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía practicaron la inspección en la escena del doble crimen y el posterior levantamiento de los cadáveres.

Los investigadores recopilaron algunos elementos que aportarán información en la investigación para esclarecer los hechos.

Le puede interesar Lo balean a pocas horas de haber salido de la cárcel

Sin embargo, los habitantes del sector aseguraron que no vieron nada extraño y que solo oyeron los disparos y al salir a ver qué había pasado encontraron a Juan Pablo muerto.

Casa por cárcel

Una familiar aseguró que Martínez Espinosa gozaba del beneficio de casa por cárcel, señalado del delito de porte ilegal de armas.

“Él estaba desde agosto en la casa cumpliendo la pena con el beneficio”, dijo la mujer.

Por ahora, se desconoce algún problema o amenaza en contra de los primos.

Martínez dejó una hija, mientras que Cardona Correa tenía dos hijos.

Las autoridades avanzan en las investigaciones para esclarecer los móviles y los autores del doble asesinato.

Image
La opinión
La Opinión