Escuchar este artículo

Asesinan a un agricultor y muere el presunto homicida

Luego de que la Policía escuchara las detonaciones se dirigió al lugar y a dos calles del sitio vio a un hombre armado que al verlos, al parecer, les apuntó con un revólver.

En zozobra, miedo y tristeza se encontraban ayer los familiares de Ángel Wilmer Ureña Guerrero, luego de vivir una trágica noche tras enterarse de que su familiar fue asesinado a pocos metros de su casa, en la calle 23 con avenida 24 del barrio Simón Bolívar, el viernes a las 9:10 de la noche.


Le puede interesar: Pelea a muerte entre bandas por venta de drogas en el centro de Cúcuta


Pero ese no sería el único momento de tensión, pues en una rápida acción del cuadrante que estaba patrullando por el barrio, el presunto homicida fue enfrentado por la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) a dos cuadras del sitio donde se cometió el hecho.

Según el reporte policial, los uniformados primero escucharon cuatro detonaciones de bala mientras transitaban por la vía principal, trasladándose a la calle 23 entre avenidas 23 y 22 encontrándose de frente con el sujeto que corría con un revólver en su mano.

Al parecer, este hombre apuntó a los policías que reaccionaron con sus armas de dotación y lo hirieron en el muslo derecho. Luego de que se desplomara, los uniformados lograron reducirlo y rápidamente llegaron al sitio en donde se habrían escuchado los primeros tiros, encontrando a Ángel Ureña agonizando.


Además: Liberan a Magola Páez Sepúlveda en Convención


La víctima recibió tres tiros, uno en el pecho y los otros dos en el brazo derecho.

A pesar de su crítico estado de salud, Ángel todavía estaba consciente y les aseguró que la persona que habían lesionado era el mismo quien le disparó.

Los uniformados trasladaron a los dos heridos al Hospital Universitario Erasmo Meoz, sin embargo ambos tuvieron críticas lesiones por las balas y murieron minutos después de ser ingresados.


Lea: Un comerciante y su chofer fueron baleados en San Martín


Minutos más tarde, esas calles del barrio se encontraban repletas de uniformados que adelantaban labores de inteligencia y entrevistas con los vecinos para esclarecer las circunstancias del hecho de sangre.

La Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brihno) también arribó al barrio y recolectó el revólver, calibre 38, que portaba el agresor junto con una vainilla. Así mismo, entrevistaron tanto a los testigos como a familiares de Ángel Ureña quienes residen cerca.

Al cierre de esta edición el hombre herido por la Policía no había sido identificado. Por ahora son esperados los análisis especializados de Medicina Legal.

Image
El día siguiente todavía era visible el rastro de sangre de una de las víctimas. Los vecinos creen que se trataría del presunto agresor.
¿Uno más escapó?

Uno de los familiares de la víctima aseguró que esa noche, hubo otro hombre quien, al parecer, también se encontraba armado y vigilaba el sector para que su cómplice no tuviera ningún contratiempo a la hora de cometer el crimen.

“El tipo era mono y tenía el arma en la pretina del pantalón, cuando ya sonaron los disparos esto se volvió un caos, pero ese tipo corrió por la última cuadra del barrio que colinda con un lote baldío y alcanzó a escapar, como era de noche fue muy difícil que lo encontraran”, explicó un familiar de la víctima.


Lea: Asesinaron a ‘Pisa Suave’ en Ábrego


Según los allegados, Ángel trabajaba como agricultor en un terreno del corregimiento Las Mercedes, Sardinata y aseguraron que el asesinato no fue por robarlo, sino que le habrían mandado sicarios.

“No era el primer atentado que le habían hecho a Wilmer, hace unos 7 u 8 años aproximadamente, unos desconocidos llegaron el día de su cumpleaños a la casa, mientras celebrábamos la fecha especial y lanzaron una granada, en ese momento él vivía en Puerto Santander”, explicó el familiar.

Ese atentado, al parecer, fue perpetrado por grupos armados ilegales.


Además lea: Un sicario en moto asesinó a un alemán en Cúcuta


Por el momento, sus allegados acongojados y desolados, esperan que las autoridades puedan esclarecer el hecho y que capturen a la persona que, según ellos logró escapar, y a los posibles responsables intelectuales del homicidio.

“Por redes sociales comenzaron a decir que todo lo que sucedió fue por robarle una motocicleta a Wilmer, pero eso no es cierto, cuando la Policía lo encontró él (víctima) tenía todas las pertenencias, tanto celulares como el dinero. Por ahora, solo queremos que puedan capturar a los responsables”, puntualizó otro familiar.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Domingo, 4 de Septiembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión