Escuchar este artículo

Asesinan a un hombre con fusil en zona rural de Cúcuta

Miércoles, 21 de Septiembre de 2016
Antes de matarlo, los pisoleros preguntaron quién era el que estaba cobrando dinero en la zona.

La única pista que tienen los habitantes de la vereda Llanoseco del corregimiento Guaramito, zona rural de Cúcuta, sobre el homicidio de Pablo José Herrera Galbán, de 45 años, es que los pistoleros antes de matarlo preguntaron que quién era la persona que estaba cobrando dinero en la zona.

Varios hombres armados con fusil llegaron a bordo de tres motocicletas e interrumpieron una reunión de personas que estaban en la tienda. Luego de identificar a Herrera, lo golpearon y le dispararon en varias oportunidades hasta matarlo de manera instantánea.

“Eso fue una balacera como de 30 tiros”, recordó un vecino de la zona.

Según se conoció, Herrera estaba autorizado por la junta comunal de la vereda para pedir una cuota de 2 mil pesos a los contrabandistas que a diario pasan por este lugar, para el mantenimiento de las vías.

“Era un muchacho trabajador y aquí todos lo conocíamos”, dijo un líder de la vereda.

A pesar de que el crimen ocurrió en la tarde del martes, los vecinos de la zona trasladaron el cadáver en la madrugada del miércoles hasta la funeraria más cercana para que fuera llevado al Instituto de Medicina Legal, en Cúcuta.

Los habitantes de Llanoseco aseguraron que no conocen a los responsables del homicidio.

La Opinión