Escuchar este artículo

Asesinaron a otro mototaxista en Tibú

Domingo, 6 de Octubre de 2019
Con este crimen se completan 76 homicidios en este municipio, en lo corrido de este año.

La violencia que ronda a Tibú y la zona rural de este municipio del corazón del Catatumbo, parece tan sigilosa, que los crímenes que ocurren en este lugar, no arrojan mayor información ni detalles para las investigaciones que adelantan las autoridades en esta zona del departamento.

En la madrugada del domingo, una llamada de la comunidad de la vereda La Libertad, a dos horas del casco urbano de Tibú, alertó a la Policía de que en este sitio, en la mitad de la carretera polvorienta, fue abandonado el cadáver de un hombre que recibió tres impactos de bala en el pecho y en un brazo.

Esta vereda, cercana a la zona de frontera con Venezuela, donde confluyen el Ejército de Liberación Nacional (Eln), las disidencias de las Farc y los Pelusos, actores armados que mantienen disputas por el dominio del territorio, especialmente, por el negocio del narcotráfico.

Con el reciente asesinato de este hombre que, al parecer, corresponde al venezolano Gabriel Antonio Hernández, de 22 años, quien era mototaxista en Tibú, se completan 76 homicidios en este municipio en lo corrido de este año, una cifra que mantiene en alerta a la comunidad.

Le puede interesar Crímenes en La Playa y Ábrego

El levantamiento

Miembros de la funeraria San Miguel, se encargaron del levantamiento del cadáver de la víctima, que vestía un buzo azul, pantalón negro y botas. En sus brazos tenía dos tatuajes, con las palabras Gabriel y Ambar.

La Policía de Norte de Santander no practicó la diligencia judicial en la escena del crimen, por razones de seguridad, por lo que la funeraria trasladó el cadáver hasta las instalaciones del Instituto de Medicina Legal, donde finalmente, miembros de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía adelantaron la inspección técnica.

Aunque en el procedimiento del levantamiento, la víctima no tenía documentos de identificación, una llamada alertó a los familiares sobre su muerte, por lo que de inmediato arribaron a Tibú para identificarlo.

Estaba desparecido

Según se conoció, Hernández estaba desaparecido desde hacía dos meses, mientras cumplía su labor como mototaxista en el casco urbano de Tibú. Sus familiares volvieron a tener noticias de él en la mañana de ayer, cuando les avisaron del crimen.

Cabe recordar que en junio de este año, también, fue asesinado Narciso Cabrera Mancipe, de 52 años, quien era mototaxista.

En ese momento, la víctima fue abordada por un presunto cliente en el casco urbano de Tibú que le pidió que lo llevara hasta el sector Campo Yuca, donde, posteriormente, fue encontrado sin vida, con al menos once impactos de bala.

Por ahora, se espera que las autoridades avancen en las pesquisas para esclarecer estos hechos que continúan generando temor en Norte de Santander.

Image
La opinión
La Opinión