Escuchar este artículo

Así fue el golpe de las autoridades al Clan del Golfo

Miércoles, 14 de Julio de 2021
El líder y el tercero al mando murieron tras el operativo que se dio el lunes

Sebastián Ibarra, alias Doble Cuatro o Diego, jefe de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc) en Norte de Santander, quedó en evidencia ante las autoridades, luego del asesinato que ordenó en contra de la lideresa social Gertrudis Hernández Leal, ocurrido el viernes 9 de julio en la vereda El Suspiro, zona rural de Cúcuta.

‘Doble Cuatro’, de 31 años y oriundo de Valencia (Córdoba), terminó muerto en un operativo junto con cinco de sus hombres y cuatro más resultaron capturados.

“Teníamos información de los últimos movimientos y él estaba con su grupo de seguridad de más 30 integrantes. Buscando refugio, eligieron la parte trasera de la finca de la señora y allá exigieron alimentación y demás cosas de la finca, pero como ella les dice que ahí no podían estar, entonces se van, pero luego ordenan la muerte”, señaló una fuente judicial sobre el por qué asesinaron a la lideresa social.

El seguimiento de la comisión de investigadores de la Policía Nacional, en contra de este grupo armado, da cuenta de que a través de fuentes humanas y de algunas interceptaciones, llegaron cuidadosamente a ubicar de nuevo a este grupo de hombres de las Agc en la vereda Vegas de Pamplonita, zona rural de Puerto Santander.

“Ellos venían de dos días de caminar y andar. Eran 36 hombres en total. Supimos que eligieron ese lugar como descanso y ahí es cuando se empieza a generar todo para ir tras ellos”, sostuvo una fuente.

Estratégicamente durante el sábado y domingo los soldados y policías desplegaron un operativo para dar captura, pero fue hasta la mañana del lunes cuando se dio todo para atrapar a él y a sus hombres.

 

Las muertes en combates

“Cuando el grupo mixto de Policía y Ejército llegó, ellos intentaron huir, pero ya estábamos dentro, tras estructurar maniobras de cierre, quedaron cercados. Además, tuvimos apoyo de la Fuerza Área Colombiana. Todo estaba planeado milimétricamente”, dijo otra fuente.

A ‘Doble Cuatro’ y sus hombres no les quedó de otra que responder con las armas de fuego que tenían y eso generó por tres horas un enfrentamiento, en donde terminó cayendo en ese combate.

Según las autoridades, este jefe tendría una trayectoria criminal de 10 años y fue designado por alias Chiquito Malo y Otoniel, jefes del Clan del Golfo, instalado en el Urabá antioqueño, para que reemplazara a Luis Bertulfo Carvajal, conocido como Doce, quien fue capturado a mediados de febrero, cuando se movilizaba por una de las vías de San Cayetano.

“‘Doble Cuatro’ llega a comandar. Sabíamos que era difícil dar con él porque su método era muy militar, no daba chance para ubicarlo fácilmente, pero apenas nos mostró una carta, nos la jugamos”, recalcó otra fuente judicial.

Sebastián Ibarra habría estado en una subestructura móvil de Hidroituango y llegó a comandar la subestructura Luis Orlando Padierna Peña.

Junto al líder también murieron ‘Crosty’, señalado de ser un cabecilla de escuadra; y tres integrantes a quienes conocían como ‘Chavo’, ‘Tita’ y ‘Manyoma’.

Cuando las autoridades controlaron la situación, se dieron cuenta de que Julio Antonio Díaz Urango, alias ‘Boina’ quedó gravemente herido y aunque lo auxiliaron y lo trasladaron a un centro médico de Cúcuta, al cierre de esta edición se conoció que no sobrevivió a las tres heridas de bala que tenía en el pecho.

‘Boina’ era señalado de ser el tercer cabecilla y la mente armada de este grupo, aseguraron las autoridades.

 

Image
Así fue el golpe de las autoridades al Clan del Golfo

“Él llega de Los Rastrojos, donde estuvo por un periodo de 12 años. Por el conocimiento que tenía de la zona y los puntos estratégicos para su ubicación y consolidación de actividades criminales fue designado como tercero”, precisó la fuente.

Extraoficialmente se conoció que otros cuatro hombres habrían sido heridos, pero lograron huir.

Las capturas

Las autoridades también lograron capturar a cuatro hombres, uno de ellos es Saúl Enrique Manjarrez López, alias ‘Pantera’, quien sería uno de los hombres de seguridad de ‘Doble Cuatro’, junto con él, cayeron sus compinches ‘Platanote’, ‘Chagui’ y ‘Pinta’.

En medio de la operación, las autoridades se incautaron de 8 fusiles, 1 ametralladora, 2 pistolas, 3 granadas de fragmentación, 24 proveedores para fusil, 3 proveedores para pistola, 1 radio base, 1 radio escanear, 7 chalecos arnés, 4 uniformes camuflados, 8 cintelas, 3 morrales, 2 brazaletes con las siglas Agc y munición de diferente calibre.

Los capturados eran presentados ayer ante un juez en las audiencias correspondientes para ver si eran enviados a la cárcel y así respondan por concierto para delinquir, fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido de las Fuerzas Armadas o explosivos.

Gaitanistas debilitados, pero no acabados

Para las autoridades que siguen a esta estructura criminal en Norte de Santander es claro que este grupo armado es dirigido directamente por su jefe ‘Otoniel’ por eso, las operaciones no cesarán.

“Sabemos que ‘Doble Cuatro’ estaba pidiendo refuerzos para confrontar al Eln, entonces como es una estructura que recibe apoyo del Urabá, lo mas seguro es que los reacomoden o les envíen apoyos”, indicó otra fuente.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas