Escuchar este artículo

A bala, ladrones aguaron una fiesta de cumpleaños

Domingo, 29 de Septiembre de 2019
Un hombre salió herido al defender a su hijo.

Un ladrón tiene entre la vida y la muerte a José Jesús Osorio Mosquera, de 69 años, luego de que llegara al porche de una casa, donde celebraban dos cumpleaños, y asaltara a propios e invitados.

El caso se presentó a las 8:45 de la noche del pasado sábado en la manzana 24 lote 3 del barrio Claret de la ciudadela Juan Atalaya.

La nuera de José Jesús organizó la celebración por los cumpleaños (de su mamá y un tío), siendo él uno de los primeros invitados en llegar. Con bombas, festones y una colorida torta fue preparado el porche y dispuestas varias sillas en la calle, a la entrada de la residencia. La música y la carne adobada estaban listas. 

“Nos habíamos tomado cuatro aguilones de cerveza. Éramos varios adultos y  esperábamos a los demás invitados. En el momento en que mi hija entró a la casa a traer más cerveza y mi hermano se fue para la tienda llegaron los tipos en motocicletas”, señaló la mujer que era homenajeada.

Según testigos, se trató de dos motorizados. El primero se ubicó en una esquina, mientras que de la segunda moto se bajó un parrillero joven y caminó directo hacia la casa con un revólver en su mano. 

“El ladrón se vino hacia mí por el celular y luego se lo pidió a los demás. Se alcanzaron a llevar dos celulares. Pero, el problema mayor surgió cuando el sujeto le exigió a mi yerno que le diera la billetera y entonces el papá reaccionó y le pegó con una silla al ladrón”, señaló la mujer.

Por esta razón, el delincuente apretó dos veces el gatillo impactando a Osorio Mosquera en el lado izquierdo del abdomen, con el agravante que al menos 10 niños estaban jugando en la calle. Posteriormente, se dieron a la fuga.

El caso se presentó en la manzana 24 lote 3 del barrio Claret.

En delicado estado 

“José Jesús cayó a la entrada de la casa consciente, pero cuando lo montamos al carro para auxiliarlo estaba pálido y se desgonzó. Mientras tanto, yo gritaba para que los vecinos encendieran la alarma comunitaria, pero ya era muy tarde, los tipos se habían escapado”, agregó la mujer sobre aquel momento de desespero y confusión.

La víctima, natural de Medellín, fue ingresada por sus familiares a la Clínica Santa Ana, donde permanece en delicado estado de salud, puesto que la ojiva le perforó órganos vitales.

Las unidades de criminalística de la Policía Metropolitana de Cúcuta no encontraron vainillas en el lugar de los hechos, así como tampoco videos de cámaras de seguridad cercanos que puedan revelar la identidad de los delincuentes, aunque avanzan en las pesquisas con las versiones de testigos y el rastreo a los equipos móviles hurtados.

Inseguridad

Los vecinos de Claret reclamaron mayor presencia de la Policía en las calles y en el parque del barrio ante la oleada de inseguridad que se viene presentando, donde los atracos –aseguran- son el pan de cada día y los cometen sin contemplación en las mismas entradas de las viviendas.

Image
La opinión
La Opinión