Escuchar este artículo

Cabeza de un hombre fue dejada en una vía de Ureña

Domingo, 3 de Junio de 2018
Nepomuceno Belandria sería la víctima de este hecho de decapitación.

Los vecinos de Ureña se mostraron consternados el sábado pasado, tras el hallazgo de una cabeza humana en estado de descomposición, en las cercanías de una cancha de baloncesto ubicada en la calle 8 entre calles 9 y 10 del sector Plaza Vieja, en la zona posterior al Liceo Víctor Manuel Olivares.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas hicieron el levantamiento y llevaron el cuerpo para confirmar la identidad de la víctima. Las primeras hipótesis indican que se trataría de Nepomuceno Belandria, un comerciante de 65 años, que habría sido secuestrado el pasado 30 de mayo.

La posible víctima, también conocido como Nepo, era carpintero, propietario de una fábrica de muebles y dirigente del comité ejecutivo municipal de Acción Democrática en Ureña. 

Le puede interesar Sigue sin ser identificado el cuerpo del hombre decapitado en Villa del Rosario 

Belandria fue raptado por varios sujetos que portaban armas de guerra de alto calibre. Según una versión extraoficial, los familiares fueron contactados para solicitarles altas sumas de dinero como rescate.

Hay dos pistas que llevan a las autoridades a pensar que se trata de Nepo. La primera es que la cabeza encontrada estaría envuelta en la camisa que la víctima tendría puesta el día del secuestro. La segunda es un papel pegado sobre la bolsa negra donde estaba la extremidad superior, en donde se señala que se trata de Belandria y donde lo acusaban de haber colaborado con un grupo ilegal.

Maniatado y colgado

Adicionalmente, en la mañana del domingo se pudo conocer que el cadáver de un hombre de aproximadamente 30 años de edad, maniatado, amordazado y con la cabeza cubierta por una bolsa negra; fue hallado colgando del puente La García, en el municipio Cárdenas, perteneciente a la zona metropolitana del Táchira.

Hasta el lugar se trasladaron las autoridades, que aún no han logrado identificar a la víctima.

Image
La opinión
La Opinión