Escuchar este artículo

Cae hombre buscado por crimen en El Salado

Sábado, 17 de Octubre de 2020
Lo pillaron escondiéndose en Bucaramanga.

José Ricardo Martínez Velandia se escondió en Bucaramanga, tras enterarse de que su imagen aparecía en el cartel de los delincuentes más buscados en Cúcuta por homicidio. En su contra pesaba una orden por dicho delito y porte ilegal de armas.

Martínez Velandia de 22 años, fue detenido en el barrio Campo Hermoso, edificio Quinta Estrella, frente a la torre 11, en Bucaramanga.

“Fue presentado ante la Fiscalía y posteriormente trasladado a Cúcuta a disposición de la Fiscalía Séptima, seccional de vida”, señala el informe policial.

A finales de septiembre, la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) informó sobre los más buscados y ofrecieron una recompensa por la información que conllevara a la captura de estos presuntos homicidas, de hasta 10 millones de pesos por cada uno.

Para entonces, el coronel José Luis Palomino López, comandante de la Mecuc, aseguró que entre los más buscados aparecía José Ricardo Martínez Velandia, quien presuntamente asesinó a José Edison Correa Lisalda el 10 de mayo, en el barrio El Salado.

Una semana después de que fuera revelado el cartel, la Policía informó que tres de los implicados se presentaron ante la autoridad competente para responder por el delito que los acusan.

La Seccional de Investigación Criminal (Sijín) reportó que  otro hombre se presentó en una estación de Policía de Los Patios, tras la orden de detención que tenía en su contra por el mismo delito.

Entre el grupo de buscados, las autoridades atribuyeron la mayoría de los asesinatos en el área metropolitana a la disputa de territorios por el microtráfico.

Lo citaron para atacarlo a bala

Muere después de tres días de ser baleado

 

 

El homicidio de José Correa

Para las autoridades judiciales es claro que a José Edinson, de 33 años, lo sacaron  engañado de su casa para matarlo.

La víctima, minutos antes de ser  atacada, recibió una llamada de alguien que le dijo  que se vieran en la esquina  de la avenida 6 con calle 21, del barrio El Salado.

El hecho se registró el jueves 7 de mayo, hacia las 7:50 de la  noche, frente a algunos vecinos de ese sector del norte de Cúcuta.

Correa Lisalda estaba sentado en una roca en esa esquina, hablando con alguien, cuando  aparecieron dos hombres  en una moto.

“El parrillero sacó una pistola y comenzó a dispararle al muchacho. Se escucharon como seis tiros, pero al pelado solo le pegaron como cuatro”, contó un habitante de la zona donde se  presentó el ataque.

El pistolero y su compinche luego de accionar el arma, se marcharon rápidamente del lugar. Según versiones, los motorizados emprendieron la huida hacia la vía principal de El Salado.

Familiares de la víctima  al enterarse de lo ocurrido, corrieron a la esquina  y de inmediato la auxiliaron, trasladándola a un centro asistencial, donde murió tres días después. Las autoridades confirmaron que José Edinson recibió cuatro balazos, dos en el tórax y dos en las piernas.

 Correa Lisalda estaba sentado en una esquina cuando lo atacaron a bala/ Foto Archivo/La Opinión

El hecho provocó momentos de pánico e incertidumbre en el sector donde ocurrió. Los habitantes del  lugar decidieron encerrarse  en sus casas luego del ataque.

Funcionarios de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) verificaron en algunas  cámaras de seguridad de la zona para tratar de establecer la identidad de los agresores. Dichas pruebas serán llevadas al juicio que ahora enfrenta el aprehendido.

Los buscan por homicidios en el área metropolitana

 

 

Pareja que se entregó

Entre los más buscados, la primera en entregarse fue Yenny Margarita Rodríguez. La mujer llegó al búnker de la Fiscalía, acción que le ayudó a recibir el beneficio de detención domiciliaria.

Rodríguez es acusada de haber participado en el homicidio de Bertha Cordero Mendoza, ocurrido el pasado 16 de junio en la vereda Los Peracos, zona rural de Cúcuta.

En este mismo caso, las autoridades emitieron orden de captura contra  Harvey Antonio Manzano Tami, tras ser señalado de participar junto con Rodríguez en la muerte de Berta Cordero, quien tenía 74 años.

“Después de ese lunes festivo, en plena pandemia, en un predio rural donde había una gallera improvisada, el hombre y la mujer, quienes son presuntos atracadores, planearon un hurto de posiblemente entre $10 millones o $15 millones, producto de esa actividad comercial.

En medio del robo, la víctima reconoció a uno de los dos asaltantes y por eso la asesinan”, reveló una fuente judicial.

Para el miércoles 30 de septiembre, Manzano Tami también decidió presentarse voluntariamente ante las autoridades y luego de las audiencias correspondientes, un juez lo envió a la cárcel.

Image
La opinión
La Opinión