Escuchar este artículo

Cae hombre señalado de descuartizador

Viernes, 22 de Mayo de 2020
4 hombres han sido capturados en la última semana por integrar esta banda.

El venezolano Adrián Alexander Hernández fue capturado en cumplimiento a una orden judicial en su contra por hurto y tentativa de homicidio, expedida por el Juzgado Segundo Penal Municipal.

Hernández, oriundo de Maracay, fue detenido en el barrio Carora por uniformados de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Cúcuta. 

A Hernández, de 26 años, la Sijín lo involucra en la participación del ataque a puñaladas a un soldado profesional y de robarle la pistola de dotación al uniformado, en complicidad con otros integrantes de la banda del Tren de Aragua que delinque en la zona de frontera, ocurrido en enero en La Parada, mientras el militar estaba en los alrededores del puente internacional.

Hernández también es investigado por otro hecho en el que fue atacado Jesús Antonio García Pinzón, el 20 de diciembre de 2019, en medio de un atraco.

Una fuente judicial cercana a la investigación aseguró que Hernández cumplía diferentes funciones dentro del Tren de Aragua presuntamente como extorsionista, ladrón, microtraficante de drogas y hasta descuartizaba a sus víctimas.

“Era multiusos y se dedicaba a lo que le encomendaran. Era una persona importante en el Tren de Aragua y por eso lo estábamos buscando”, dijo la fuente.

Vea Tamboén: Lo asesinaron en Toledo Plata

Según se conoció, Hernández llevaba delinquiendo al menos ocho meses con esta temible organización, pero había cambiado de residencia para despistar a las autoridades.

El tren de Aragua

Recientemente la Mecuc reportó las capturas de Luis Manuel Méndez Molina, de 25 años, alias Fresa, segundo cabecilla del Tren de Aragua; César José Bullones Solano, Sencillez y René Alejandro Cazorla Hernández, de 27, Carlitos la Perra, señalados de pertenecer a la misma organización criminal.

Esta banda delictiva que se ha dado a conocer en seis estados de Venezuela y ha traspasado la frontera con Perú, Brasil y a Colombia por el estado Táchira que limita con La Parada, llegó a finales del 2018.

Desde ese entonces, han desatado homicidios y extorsiones en busca del control territorial por el narcotráfico y el contrabando en una convulsionada frontera invadida ya por otros grupos delincuenciales como los Bota de Caucho, los colectivos chavistas y el Clan del Golfo, todos compitiendo por la ley del más fuerte.

Image
La opinión
La Opinión