Escuchar este artículo

Cae otra integrante de red de estafadores de casas

Miércoles, 5 de Octubre de 2016
El grupo conformado por tres hermanos fue sentenciado a 123 meses y 10 días de cárcel.

Marixa Patiño Urbina era otra pieza clave en el rompecabezas de la red de estafadores de casas en remate que dirigía Maura Yolanda Jaimes Arias y sus hermanos Edgar Edmundo y Américo Yesid, recientemente sentenciados a 123 meses y 10 días de prisión.

La mujer fue referenciada directamente por las víctimas de estafas, en al menos cinco de los casos, razón por la cual fue expedida una orden de captura en su contra que fue materializada el pasado martes, al presentarse ante las autoridades.

Marixa Patiño fue presentada ante el Juzgado Noveno Penal Municipal, con función de control de garantías, por el delito de estafa agravada en calidad de cómplice. La Fiscalía señaló que la mujer fungía como asesora y auxiliar en la red de estafadores, entre 2013 y 2014, cuyos perjuicios patrimoniales fueron calculados en un total de $3.020 millones.

En desarrollo de la audiencia judicial, Marixa Patiño aceptó el delito imputado y afirmó que colaborará con la justicia. La mujer recibió medida de aseguramiento de detención domiciliaria mientras es esperada la condena en su contra.

La red

Según se conoció, en el caso de Maura, la banda operó desde 2013 a marzo de 2015 (fecha en que fueron detenidos) bajo la empresa Cobra Segura. La mujer se hacía pasar como abogada y con sus hermanos y cómplices decían tener influencias con jueces y secretarios de despachos, donde supuestamente tramitaban los remates de los inmuebles. Mostraban las casas y apartamentos y advertían a los compradores que no podrían ingresar, solo mirarlos por fuera.

“Como vemos, estas personas ilusionadas por la adquisición más económica de un inmueble, entregaron altas sumas de dinero, producto de sus ahorros y créditos a terceros, los cuales fueron apropiados por los capturados, causando grave perjuicio para las víctimas”, indicó la Fiscalía en una de las audiencias.

Investigadores recopilaron información que revela que los estafadores, entre los que se encuentran algunos abogados, vendían casas en remate ubicadas en diferentes barrios de Cúcuta, Los Patios y Chinácota, las cuales costaban desde $40 millones hasta $480 millones, que entregaron las víctimas.

Cabe recordar que Francisco Rogelio Niño Jaime, juez segundo de tierras de Norte de Santander; Édgar Cruces Medina, juez civil municipal de Los Patios; Luisa María Carvajal López, oficial mayor del juzgado civil municipal de Los Patios; Wolfang Ricardo Báez Sepúlveda, secretario del juzgado civil municipal y los abogados litigantes Farid Zafra Arias y María Cristina Uribe Vera, fueron capturados en julio pasado relacionados con esta misma red de estafadores.

Image
La opinión
La Opinión