Escuchar este artículo

Caen sicarios al servicio del Clan Úsuga

Jueves, 14 de Enero de 2016
Cuatro personas fueron capturados en las últimas horas por las autoridades en el barrio El Salado.

Una vez más, la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) golpeó la temible estructura de sicarios al servicio de la banda criminal Clan Úsuga que opera en esta zona del país.

En las últimas horas fueron capturados  Freddy Armando Villamizar Amaya, de 25 años, alias Minino; Juan Ovidio Vargas Marín, ‘El Duende’, de 28; un hombre de 51 y una mujer de 34 años, esta última compañera sentimental de ‘El Duende’, sindicados del delito de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones de uso privativo de las Fuerzas Armadas.

Miembros del Grupo de Homicidios de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín), en coordinación con la Fiscalía Séptima de la Unidad de Reacción Inmediata de Cúcuta, desplegaron dos allanamientos y registros a inmuebles ubicados en el barrio El Salado, sector Las Cumbres, donde detuvieron a las cuatro personas en flagrancia.

En los operativos también se incautaron un fusil marca Surplus, calibre 5.56 milímetros, con tres proveedores y 256 cartuchos para el mismo; dos revólveres marca Smith&Wesson, calibres 32 y 38 milímetros, con 32 cartuchos y dos pistolas marcas Sig Sauer y Forjas Tauro, calibre 9 milímetros, con dos proveedores y 68 cartuchos.

Una de estas pistolas tenía adapatado un silenciador, accesorio utilizado por los sicarios para asesinar en sitios de gran concentración de personas sin causar alarmas.

Vinculación en homicidios

El comandante de la Mecuc, coronel Jaime Barrera, explicó que los hoy detenidos podrían estar vinculados en al menos 10 asesinatos registrados en los dos últimos meses en Cúcuta y el área metropolitana.

“Son diferentes homicidios, especialmente de consumidores y expendedores de drogas; el último caso por el que se están investigando y en el que al parecer están vinculados, es el homicidio de una pareja en el barrio Aeropuerto”, dijo el oficial.

En este hecho, registrado el pasado viernes 8 de enero, murieron Freddy José Gutiérrez Béjar y María Belén García Guevara, tras ser atacados a bala mientras se movilizaban en una motocicleta por la avenida 5 entre calles 11 y 12.

El coronel Barrera aseguró que el apoyo de la comunidad ha sido fundamental para lograr estas capturas, sumado al trabajo investigativo de las unidades de la Policía Judicial.

Dijo que se está investigando cómo estas personas adquirieron el fusil que se les incautó.

Las armas incautadas están siendo valoradas en estudios balísticos para determinar su utilización en otros crímenes.

“Queremos volver a la tranquilidad que tuvimos hasta septiembre de 2015 en Cúcuta y el área metropolitana. Necesitamos un control total de la ciudad”, dijo el comandante de la Mecuc.

La Opinión