Escuchar este artículo

Captores pedían $3.000 millones por liberar a docente rescatada en Ábrego

Jueves, 30 de Junio de 2022
Un grupo de policías y militares del Gaula llegó hasta donde tenían secuestrada a la docente Betty Arévalo.

La docente Betty Judith Arévalo Casadiego, de 63 años, camina lentamente, apoyada de su bastón y a cada lado va un miembro del Gaula de Norte de Santander, los mismos que vio la noche del martes, cuando un gran número de uniformados de la Policía y el Ejército llegó hasta una vivienda de la vereda Capitanlargo, en Ábrego, para rescatarla de la disidencia del Frente 33 de las Farc.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


En su rostro refleja tranquilidad, cansancio y alegría. No se cansa de agradecerle a las autoridades por “el excelente” operativo que le permitió regresar a la libertad, luego de pasar nueve días en cautiverio, en precarias condiciones y soportando malos tratos psicológicos, bajo intimidaciones y amenazas de muerte.

“Siempre me decían (los captores) que si no pagaban la plata me iban a disparar, o que iban a traer a mi familia para matarla”, recordó la recién rescatada.

Confiesa que no dejó de pensar en su familia durante cada segundo que pasó encerrada en una pequeña habitación, en una zona montañosa, hasta donde la llevaron sus secuestradores.


Lea aquí: Así explotaban sexualmente a menores de edad en Cúcuta


 

Cuatro hombres y una mujer la custodiaban en la vivienda. Arévalo se convirtió en una presa apetecida por este grupo armado ilegal, luego de arrendar su finca en Ábrego a una empresa alemana, donde se proyecta construir el Parque Solar Los Girasoles, que se convertirá en un atractivo turístico para la región.

Image
secuestro.

Extraoficialmente se conoció que los secuestradores exigían hasta 3.000 millones de pesos a cambio de liberar a la docente pensionada.

El operativo

Desde el domingo 19 de junio, cuando cuatro hombres se llevaron a Betty Arévalo de su finca, en motocicletas, el Gaula empezó a rastrear la ruta de huida de los secuestradores, por lo que se intensificaron las labores de búsqueda para dar con el paradero de la víctima.

“Hubo mucha colaboración de la ciudadanía. A la víctima la transportaron en mula, por lo que los secuestradores iban dejando pistas y así se aceleró la investigación”, explicó una fuente judicial cercana a las pesquisas.

Los investigadores también fueron conociendo que la casa donde tenían a la docente fue adaptada rápidamente y estaba cubierta de lona verde, por lo que se notó la improvisación que tenían los captores, además de las condiciones insalubres en las que tenían a la víctima.

Cuando los uniformados pudieron llegar al terreno, en la vereda Capitanlargo, de Ábrego, y se percataron de que los captores solo tenían dos armas cortas, no dudaron en planear de inmediato un operativo de rescate.

Image
secuestro

“El perfil de los secuestradores nos permitió actuar rápido. En un secuestro es valioso tener información oportunamente, porque cada hora que pasa es perjudicial. En este caso pudimos verificar que no tenían fusiles y que no eran tantos hombres, por lo que tuvimos la plena seguridad de que rescataríamos sana y salva a la profesora”, recordó la fuente.

Aunque, tras la llegada de los uniformados del Gaula de la Policía y los militares, se desató un intercambio de disparos, las autoridades lograron capturar a estas cinco personas, entre ellas, una mujer y rescatar a la docente sin ningún problema.

Las condiciones del clima no permitieron evacuar a la víctima, por lo que los uniformados aseguraron la zona y pasaron la noche en este lugar, mientras podían ser extraídos en un helicóptero hacia Ocaña y posteriormente a Cúcuta.

Image
capturados
La celebración del cumpleaños

Betty Arévalo aseguró que una de las mayores alegrías es que hoy podrá celebrar el cumpleaños de su mamá, el mismo que estaban planeando el 19 de junio, cuando ella fue secuestrada.

“Hay que confiar en las autoridades. Los policías y soldados sí arriesgan la vida por nosotros. Gracias a ellos hoy puedo estar con mi familia”, dijo la docente rescatada.

Arévalo fue sometida ayer a exámenes médicos para verificar su estado de salud, mientras se abraza con sus hijos y demás familiares.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda