Escuchar este artículo

Centinela hirió a suboficial y a civil en el comando de Atalaya

Sábado, 13 de Noviembre de 2021
Un subintendente y un líder comunal fueron impactados por el uniformado.

Los investigadores judiciales que asumieron la indagación del confuso hecho en el que resultó herido el subintendente Nelson Andrés Lasso Mora, de la Sijín de la Policía, y el civil Javier Velandia Urbina, alrededor del comando del segundo distrito de la Policía, en Atalaya, tendrán que esclarecer las causas de este hecho.

Le puede interesar: Polfa sería el blanco del atentado al segundo distrito de Policía

Lo único claro que tienen las autoridades es que un auxiliar de Policía, que cumplía las funciones de centinela en estas instalaciones, accionó en dos oportunidades su arma de dotación, al parecer, cuando el suboficial, que estaba vestido de civil, no atendió su orden de pare.

Así lo confirmó el general Óscar Moreno, comandante de la unidad policial, quien dijo que el centinela disparó “luego de que uno de nuestros uniformados no acatara la orden preventiva para detenerse”.

heridos

Según se conoció, Velandia es el presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Soledad, en el corregimiento Campo Dos, de Tibú.

El líder comunal tuvo un impacto en la rodilla izquierda, por lo que de inmediato fue trasladado al Hospital Universitario Erasmo Meoz.

El uniformado recibió dos disparos, en el codo izquierdo y la espalda. Inicialmente fue llevado al policlínico de Atalaya, y desde allí fue remitido a una clínica, donde hasta el cierre de esta edición recibía atención médica.

Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

¿Cómo fue?

Según se conoció, el hecho ocurrió a las 11:00 de la mañana de ayer, cuando Nelson Lasso llegó en una motocicleta con otro suboficial, adscrito a la Sijín de Norte de Santander, y al parecer, cuando uno de los suboficiales se bajó, tenía la pistola en la mano, por lo que el centinela le ordenó detenerse, a lo que hizo caso omiso.

El auxiliar de Policía que estaba custodiando una de las garitas del comando de Atalaya, no dudó en cargar su fusil y dispararle. Al parecer, el civil herido iba pasando por el lugar.

 

El atentado

En esas instalaciones se reforzó la seguridad porque el pasado 30 de agosto, a las 6:30 de la mañana, miembros del Ejército de Liberación Nacional (Eln), activaron una carga explosiva, que dejaron al lado de una banca, para atacar a un grupo de policías que estaba formando.

Este grupo guerrillero se adjudicó el atentado a través de un comunicado, por lo que esto les confirmó a las autoridades que estaba detrás del hecho.

Una de las posibles hipótesis de la Policía es que el Eln pretendía atentar contra la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), que tiene sus oficinas en este comando, por las incautaciones que habría afectado a la estructura criminal del Eln.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas