Escuchar este artículo

Con explosivos siguen atemorizando en Tibú

Dos policías resultaron heridos ayer en un atentado.

Ayer, volvieron las acciones terroristas a Tibú. Hacia las 3:15 de la tarde, una fuerte explosión estremeció a gran parte de esta población del Catatumbo. El ataque iba dirigido contra un grupo de policías que patrullaban por el barrio Libertadores.


Le puede interesar: Las balas que truncaron el sueño de ‘Tarzán’ y su exesposa


En el hecho dos policías resultaron heridos por las esquirlas, mientras otros cuatro uniformados sufrieron aturdimiento. Todos tuvieron que ser valorados por un médico.

Según versiones, el artefacto explosivo fue dejado entre unas bolsas con basura que estaban al pie de un árbol y cuando los uniformados pasaban, en compañía de la perra antiexplosivos ‘Mila’, se lo activaron.

“Fueron varios minutos de pánico, pues eso sonó muy duro y nadie sabía qué había pasado, fue cuando vimos correr a los policías que entendimos que era un ataque contra ellos”, comentó un testigo.


Además:Había explosivos en las casas de Guamalito

El coronel John Robert Chavarro Romero, comandante de la Policía de Norte de Santander, ofreció una recompensa de hasta $10 millones para quién entregue información que conduzca a los responsables del hecho, pues las autoridades no tienen claro si el atentado fue ejecutado por la disidencia del Frente 33 de las Farc o el Eln.

Los artefactos encontrados

El sábado en la mañana, a un grupo de soldados que patrullaban el casco urbano de Tibú se les hizo raro que en una zona boscosa hubiera un cilindro enterrado y cubierto con hojas.

Por eso les dieron aviso a los técnicos en explosivos para que llegaron hasta la zona a verificar de qué se trataba, confirmando que era de un cilindro bomba listo para ser accionado contra la Fuerza Pública.

Se conoció que los expertos desactivaron y desenterraron el artefacto, llevándoselo para analizarlo. Luego lo detonaron de manera controlada.

Minutos más tarde de ese hallazgo, los militares recibieron la advertencia que en Tibú podía haber más explosivos. A las 4:00 de la tarde, cuando un grupo de soldados recorría la zona rural de ese municipio, más exactamente en la vereda J10, encontró cerca de una finca, una batería con cables envueltos en una bolsa negra.


Exclusivo:La confusa muerte de un soldado en el batallón de Cúcuta 

Los técnicos en explosivos volvieron a entrar en acción y al llegar a la zona confirmaron que se trataba de otro artefacto improvisado: el segundo que se encontraban en el día.

En este caso fue más complejo determinar la forma de explotarlo de manera controlada, pues los expertos debían entender el sistema de cableado con el que había sido fabricado ese artefacto.

Luego de varios minutos, los expertos entendieron que se trataba de un sistema de activación a distancia, que funcionaría con un celular, que los delincuentes manipulaban para estallar la carga.

“Cuando se encuentran los explosivos en el casco urbano se transportan para otro lugar y se destruyen con una contracarga de explosivo. En este caso, como era zona rural se estalló en ese mismo lugar”, indicó la fuente.

El general Fabio Leonardo Caro Cancelado, comandante del comando específico de Norte de Santander, indicó que los grupos armados están usando tácticas de guerra prohibidas, como lo son los explosivos escondidos, para afectar a la comunidad y a la Fuerza Pública.

También se conoció que en lo corrido de 2022 se han desactivado cerca de 70 artefactos explosivos en Tibú.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Lunes, 1 de Agosto de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión