Escuchar este artículo

Confirman condena contra 'Búcaro'

Viernes, 21 de Octubre de 2016
Fue hallado culpable del asesinato de la abogada Dayra Roxana Gómez Gutiérrez.

El Tribunal Superior de Cúcuta confirmó ayer la sentencia a 37 años de cárcel para Pedro David Torres Guerrero, ‘Búcaro’, tras ser hallado culpable del asesinato de la abogada Dayra Roxana Gómez Gutiérrez, ocurrido el 21 de enero de 2012 en el barrio Caobos de Cúcuta.

La sentencia de primera instancia fue proferida por el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Cúcuta que lo condenó, sin beneficios, por los delitos de homicidio y hurto calificado (agravados), y porte ilegal de armas.

De acuerdo al relato de la Fiscalía, Dayra Roxana fue asesinada en presencia de su padre cuando ambos estaban sentados en una mesa externa del restaurante Casalins, en la calle 17 con avenida 1E, del cual era propietaria.

Mientras la mujer de 21 años, conversaba con su padre, Torres Guerrero se le acercó por la espalda, la abrazó, la intimidó con un arma de fuego y le exigió que le entregara sus joyas.

Desde adentro del negocio, María Magdalena Gutiérrez, madre de la joven, observaba lo ocurrido, e inicialmente supuso que el hombre que abrazaba a su hija sería un amigo. Pero en segundos, la joven gritó que se trataba de un atraco, el padre intervino y sobrevino el disparo que acabó con su vida. El delincuente tomó el celular de la joven y escapó con un cómplice que lo esperaba en una moto, dejando las joyas de oro sobre la mesa.

Dayra Roxana fue llevada por su padre a la Clínica Norte, adonde llegó sin signos vitales. Según el dictamen de Medicina Legal, el tiro le entró por el tórax al corazón y se alojó en el seno derecho.

Testimonios

Para el Juzgado, los testimonios del padre, la madre y el mesero, quienes son testigos presenciales de los hechos, fueron  veraces y concordantes en señalar a Torres Guerrero como la persona que llegó al restaurante, abrazó a Dayra Roxana, la intimidó con el revólver y al escuchar el grito de ella, disparó.

Caso contrario, resultaron los testimonios de Torres Guerrero, y el de dos mujeres (una de ellas su esposa), quienes intentaron demostrar su inocencia asegurando haber compartido con él momentos previos y posteriores al crimen.

La defensa del procesado argumentó que esa tarde ‘Búcaro’ pasaba en su moto, por casualidad, frente a la Clínica Norte y ayudó a bajar de un taxi a Dayra Roxana al notar la emergencia, y que por ello era que lo confundían con el autor material.

Para sustentar dicha afirmación, la defensa presentó como testigo a un vigilante, que laboraba frente a la clínica, quien corroboró la versión entregada por el procesado.

Sin embargo, “la defensa con los testigos que trajo no logró conmover ninguno de los fundamentos probatorios en los que se funda esta providencia. Los elementos materiales probatorios aportados y analizados en su conjunto son suficientes para llegar al conocimiento más allá de toda duda que comprometen la responsabilidad del acusado en los hechos que se le endilgaron”, agregó el Juzgado, en primera instancia.

Image
La opinión
La Opinión