Escuchar este artículo

Disidencia de las Farc secuestró militares en el Catatumbo

Viernes, 5 de Noviembre de 2021
En los últimos dos meses, tres soldados han sido retenidos por este grupo criminal.

La disidencia del frente 33 de las Farc sigue demostrando su poder en el Catatumbo. Ayer, secuestró a otro militar, siendo el segundo soldado raptado en menos de 24 horas, en esta región de Norte de Santander.

En esta oportunidad, este grupo armado ilegal se llevó a la fuerza al soldado Dayán Leonardo Ávila Chona, quien hace parte del Batallón de Infantería No. 15.

Lea también: Millonario robo de ‘Los Troyanos’ a la Alcaldía de Pamplona

El secuestro se registró hacia el mediodía de ayer, cuando el uniformado conducía una camioneta blindada Chevrolet, de placas SAC-02R, de color blanco, que pertenece al Ejército, pero que iba en una misión médica para Ocaña y transportaba a un médico, un psicólogo y un odontólogo.

El grupo de personas salió desde muy temprano de Cúcuta y su destino era Ocaña, para adelantar labores médicas en el Catatumbo. Por cuestiones de seguridad y por tratatarse de una misión humanitaria, Ávila Chona estaba vestido de civil.

Pero al llegar al kilómetro 42 de la vía Cúcuta-Ocaña, más exactamente en el sector Brisas del Tarrita, se encontraron con un bloqueo que tenía un grupo de hombres fuertemente armados, que, según versiones, pertenecían a la disidencia de las Farc.

Las autoridades conocieron que a lo lejos, las personas que iban en la camioneta vieron que una tractomula incinerada obstruía el paso, por lo que trataron de echar reversa para huir.

En esta camioneta se movilizaba el soldado secuestrado en la vía a Ocaña.

Según testigos, los hombres que portaban prendas de uso privativo de las fuerzas militares y brazaletes de las extintas Farc, le dispararon al vehículo en varias oportunidades, por lo que metros más adelante, se apagó, siendo obligados a bajarse.

El coronel Cesar Alberto Karán Benítez, comandante de la Trigésima Brigada del Ejército, aseguró que los hombres armados descubrieron que Dayán Ávila era soldado porque le encontraron un carnet del Ejército. En ese momento los violentos habrían señalado que lo iban a matar.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/3ljBtXC

“Decían que ese es militar y había que matarlo. Pero los profesionales de la salud les rogaron que por favor no lo hicieran, porque ellos solo venían a ayudar a la gente”, contó el alto mando militar.

Al militar, según testigos, se lo llevaron caminando, por el mismo sendero por el que los hombres armados salieron del monte para incendiar la tractomula.

“Ellos (profesionales de la salud) tomaron otro vehículo y se regresaron a Cúcuta. Por suerte la camioneta era blindada, porque de lo contrario los impactos -de armamento corto y largo- en diferentes partes del vehículo, los hubiera matado”, comentó el oficial.

La defensora Regional del Pueblo, Deisy Mabel Díaz Torrado, le insistió a los grupos armados ilegales que delinquen en el Catatumbo, el respeto por los derechos humanos.

“En todos los municipios de la provincia de Ocaña y zona del Catatumbo están encendidas las alertas tempranas como advertencia a los brotes de violencia. Son medidas de prevención, nosotros hacemos seguimiento y acompañamiento a las distintas comunidades en riesgo”, señaló la funcionaria.

Una tractomula fue incinerada.

El Eln se lo entregó a la disidencia

El miércoles, en zona rural de Tibú, secuestraron al soldado Jeison Martínez Tapias, quien pertenece al Batallón de Ingenieros de Construcciones N°50.

El hecho se dio a las 11:00 de la mañana, cuando el uniformado se encontraba en compañía de otro soldado en un carrotanque, llevando agua puerta a puerta a las familias del sector de Palmeras del Mirador.

Conozca: Ejército frustra ataque con cilindro bomba

Sin embargo, la misión humanitaria se vio interrumpida por dos hombres armados, a bordo de una motocicleta, quienes interceptaron a los militares y obligaron a descender del vehículo a los soldados que estaban de civil, uno de ellos se salvó de ser secuestrado porque alcanzó a esconderse en el monte, mientras que a Martínez si se lo llevaron a la fuerza.

El militar que se salvó de ser raptado, al ver que se habían llevado a su compañero, se subió al camión cisterna y llegó a un puesto de control militar, donde contó lo que les acababa de pasar.

De manera extrajudicial se conoció que Martínez Tapias fue secuestrado por el Eln, quienes presuntamente se lo entregaron a la disidencia de las Farc y, al parecer, habría sido llevado a territorio venezolano.

“Lo pueden tener en cualquier finca de Venezuela. Sacarlo de acá, con destino al vecino país, es fácil, debido a la cercanía con la frontera” explicó una fuente militar.

Huver Fabián Chogo Becerra, es otro militar que hace parte del Batallón de Ingenieros N.° 5, Coronel Francisco José de Caldas, que también fue secuestrado, en la vereda El Rosal, de El Tarra, el pasado 15 de septiembre, mientras retornaba a su unidad militar.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas