Dos muertos en intentos de erradicación de coca

Lunes, 18 de Mayo de 2020
En unas grabaciones se observa a un grupo de campesinos portando palos y machetes.

La misión de erradicar los cultivos ilícitos en Norte de Santander ha dejado dos hombres muertos en el último mes, tras chocar contra unidades militares.

“Primero, fue Alejandro Carvajal, el 26 de marzo en Sardinata y ahora el compañero Digno Emérito Buendía Martínez”, denunció Juan Carlos Quintero, presidente de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat).

Ayer, hacia las 6:00 de la mañana, en videos quedaron los momentos previos y posteriores a la muerte Buendía, de 44 años, y miembro de la junta comunal de la vereda Totumito en Vigilancia, zona rural de Cúcuta.

En las grabaciones se observa a un grupo de campesinos portando palos y machetes hablando con los militares, en donde un vocero le expresa a un suboficial su preocupación.

“Llegará el momento en que uno de ellos (soldados) no se va aguantar cuando él (campesino) lo empuje y el otro también”, dijo el vocero de los campesinos que se oponía a la erradicación.

Precisamente, se conoció que por esta situación, el Ejército le pidió desde el viernes pasado a la Defensoría del Pueblo, la Personería, Procuraduría y a la Fiscalía, que arribaran al lugar de la erradicación, pero no hubo presencia de los organismos por prevención de la pandemia de la COVID-19.

Extraoficialmente, se conoció que a esa hora de la mañana en Totumito, una zona disputada por la banda criminal Los Rastrojos y el Eln, por la producción de narcotráfico, un grupo de campesinos arribó al lugar donde estaban los militares erradicando las matas de coca, para impedir que continuaran.

#Judicial | En esta grabación se observa a un grupo de campesinos portando palos y machetes hablando con los militares,...

Publicada por La Opinión Cúcuta en Martes, 19 de mayo de 2020

“Cuando se inició la discusión, la mayoría de los soldados se replegaron y solo quedó un cabo con un soldado en frente. En ese momento, al parecer los campesinos agarraron al soldado de los pies y cuando el cabo vio que lo iban a atacar con el machete, disparó”, indicó una fuente judicial cercana al caso.

Entre tanto, el general Marcos Pinto Lizarazo, comandante de la Segunda División del Ejército, aseguró que el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, que arribó al lugar para practicar la inspección y el levantamiento del cadáver, será el encargado de adelantar la investigación y esclarecer los móviles de la muerte de Buendía y de tres hombres más que resultaron heridos.

“Un grupo de personas atacó a los soldados, ellos se replegaron y en ese momento se presentó el intercambio de disparos”, dijo el oficial.

El soldado profesional Wilmer Mabesoy Chancho resultó herido de un balazo en la mano derecha, mientras que el teniente Juan Camilo Martínez Manjarrés, fue retenido por los campesinos mientras exigían que arribaran los organismos de control al lugar del hecho.

Responsabilidad 

El general Pinto aseguró que Los Rastrojos les estarían pagando a algunos campesinos para que atacaran a los militares y formaran una protesta violenta.

Sin embargo, un líder de esa zona aseguró que “los campesinos se metieron para no dejar que les arrancaran la mata, pero los soldados respondieron con disparos. Era de esperarse que en cualquier momento defendieran su trabajo. Aquí la responsabilidad es completamente del Ejército”, dijo.

El presidente de  Ascamcat, calificó como una “ejecución extrajudicial”, la muerte de Buendía.

“Hemos insistido en la necesidad de suspender las erradicaciones y a eso se han sumado las autoridades civiles de Cúcuta, pero no pasa nada. Llevamos nueve semanas en las erradicaciones y ya han dejado dos muertos”, dijo Quintero.

Llamado 

El presidente de  Ascamcat finalizó diciendo que  desde el día anterior venían haciendo llamados sobre la tensa situación que se vivían en esa zona, pero no fueron escuchados por nadie. 

“Seguimos solicitando que se suspenda la erradicación forzada y violenta, que el gobierno atienda a los campesinos y se respeten los derechos humanos”, dijo.